Cuídate

¿Por qué es bueno hidratar la piel por la mañana y nutrirla por la noche?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Viernes 28 de junio de 2019

1 minuto

Darle a la dermis lo que necesita en cada momento es el secreto de una buena rutina de belleza

Hidratar la piel por la mañana y nutrirla por la noche

No todas las cremas faciales son iguales ni cumplen la misma función. Por un lado tienes las llamadas “de día” y por otro, las pensadas para aplicarlas antes de dormir. Son cosméticos distintos, tanto en su composición, como en su manera de actuar en las distintas capas que forman nuestra piel.

¿Qué diferencia una crema hidratante de una nutritiva?

Aunque existe una gran diversidad de productos de cuidado facial, la clave de una crema de día para que resulte realmente eficaz es la hidratación. La Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (@stanpa_es) explica que las cremas hidratantes son emulsiones de agua en aceite que además contienen sustancias humectantes, que ayudan a conservar el agua que contiene la propia piel.

hidratar la piel de día y nutrir de noche

Esa es la principal razón por la que es aconsejable aplicarlas por las mañana, porque su composición hace que consigan crear una película invisible que debe cumplir una doble función: evitar que la piel pierda, a lo largo de la jornada, su nivel hídrico óptimo y lograr protegerla de las agresiones externas, que la dañan sin que seamos conscientes de ello.

El viento, los aires acondicionados (o calefacciones), la polución, las temperaturas de frío o calor extremo… esas circunstancias no se dan cuando dormimos, por lo que, efectivamente, las cremas de día son las que nuestra piel necesita para afrontar con garantías las condiciones externas. Si además utilizamos una que incorpore filtro solar para que la proteja también de la acción nociva de los rayos ultravioletas, que acentúan el envejecimiento cutáneo, perfecto.

Y al acostarnos...

Por la noche, nuestra piel también descansa, aunque el proceso de renovación celular no se detiene. La composición de una crema de noche no está pensada para protegerla del exterior sino para contribuir a la regeneración de las propias células aportando principios activos que proporcionen los nutrientes que necesita. Vitaminas C y E, antioxidantes que ayuden a luchar contra la acción de los radicales libre, colágeno, elastina… sustancias muy diversas que la piel, durante la noche, puede absorber de manera más intensa.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?