Cuídate

Tres remedios caseros efectivos contra la caspa, que puede aparecer a cualquier edad

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Jueves 12 de septiembre de 2019

4 minutos

La excesiva descamación del cuero cabelludo puede controlarse con productos naturales

Remedios anticaspa
Mariola Báez

Foto: Bigstock

Jueves 12 de septiembre de 2019

4 minutos

Como afirma la Fundación Piel Sana (@pielsana_aedv), aunque se conocen algunas de las causas principales, no está del todo claro qué provoca exactamente la aparición de la caspa y por qué unas personas más que otras padecen esta afección del cuero cabelludo.

Generalmente, la caspa se debe a una anormal aceleración del proceso de renovación de las células más externas de dermis. Puede ir acompañada de otros síntomas como picor, prurito o excesivas secreciones grasas procedentes folífulo piloso. Antes de aplicar cualquier tratamiento, conviene consultar con el dermatólogo si su presencia puede estar relacionada con alguna enfermedad que esté afectando a la piel, como una dermatitis seborreica o algún tipo de psoriasis.

Productos naturales que pueden combatir la caspa

Tener un episodio puntual de caspa es algo frecuente. En ocasiones, el estrés, el uso de algún cosmético que ha secado en exceso la piel o la exposición a condiciones externas adversas (el sol, el viento, el cloro de las piscinas…) pueden desencadenarlo. Algunas plantas y alimentos por sus propiedades hidratantes, regeneradoras y emolientes pueden ayudar a devolver a nuestro cuero cabelludo su equilibrio, manteniendo así la caspa bajo control. Entre los más eficaces, ideales para elaborar mascarillas y lociones anticaspa, hay que destacar los siguientes:

Caspa

Aceite esencial de árbol de té

Procede de un pequeño arbusto de origen australiano de la familia de las melaleucas. El extracto de sus hojas tiene propiedades antisépticas y calmantes. Posee numerosas aplicaciones, entre las que destacan su poder para aliviar los efectos de las picaduras de mosquitos y frenar la descamación del cuero cabelludo. Prueba a añadir unas gotas de este aceite a tu champú habitual o a mezclarlas con un aceite base (jojoba, oliva…) para hacer una estupenda mascarilla capaz de calmar el escozor, frenando además la descamación.

Aceite de oliva y yema de huevo

Mezcla unas cucharadas de aceite de oliva virgen extra con una yema de huevo y aplica este remedio en el cabello recién lavado. Masajea con suavidad y deja actuar, al menos, 30 minutos. Luego, aclara con abundante agua templada. Tu fibra capilar absorberá los nutrientes de la yema y el cuero cabelludo encontrará en el aceite la hidratación que necesita para recuperar su equilibrio, haciendo que la sequedad se reduzca con gran rapidez. Aplica esta mascarilla una vez por semana durante un mes y la caspa dejará de ser un problema.

Tónico de romero

El romero no solo combate la caspa, sino que aporta fuerza y brillo al cabello, por eso puedes preparar una infusión con algunas ramas frescas o secas, dejarla enfriar y aplicarla en el cabello después de la ducha. Un remedio de salud y belleza para tu pelo y tu cuero cabelludo. También puedes recurrir a su aceite esencial, siempre diluido en otro aceite base, para realizar un suave masaje que ayude a reactivar la microcirculación de la zona y frenar, además, la descamación.