Cuídate

Remedios naturales para las rozaduras en los pies de las personas mayores

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Viernes 2 de agosto de 2019

2 minutos

El aloe vera, la avena, el bicarbonato o el aceite de oliva pueden ayudar a curar esa irritación

Remedios naturales para las rozaduras de los pies de las personas mayores

A la hora de comprar unos zapatos, una premisa indispensable es que ese calzado nuevo sea de nuestra talla y confortable para andar, sobre todo en el caso de las personas mayores. 

De nada sirven unos zapatos a la última moda si a la menor nos aprietan o nos producen unas molestas rozaduras o ampollas en los pies. Lo mismo pasa con esos zapatos ideales para nuestros pies, pero a los que tenemos que acostumbrarnos poco a poco para que no tengamos heridas en la piel. Y más en épocas de más calor en las que puede que el pie sude más. 

Soluciones para las rozaduras en personas mayores

Si ni con todas las precauciones del mundo hemos podido evitar la aparición de esas heridas, es importante cuidarlas para que no vayan a más y podamos estar cómodos de nuevo con los zapatos. Así, apunta estos remedios naturales muy útiles para todas aquellas personas mayores que tienen alguna rozadura. 

  • Una de esas soluciones, cuando se tiene una ampolla, es aplicarnos aceite esencial de árbol de té sobre esta lesión cutánea para mejorarla ya que esta planta natural tiene propiedades antisépticas. Echa unas gotas de este truco natural una vez te hayas lavado y secado muy bien los pies. 
  • También sobre estas heridas provocadas por los zapatos puedes aplicar aloe vera en forma de gel que ayudará a calmar la zona, además de acelerar la curación de esa rozadura
Remedios naturales para las rozaduras de los pies de las personas mayores

 

  • La avena es otro de los ingredientes naturales que puede ayudarnos a reducir la irritación en la piel de los pies. Para ello, cogemos un puñado de este cereal y lo sumergimos en agua y aplicamos esa mezcla resultante sobre esa rozadura. Pasados 20 minutos retiramos y lavamos bien la zona. 
  • Un poder humectante que también tiene el aceite de oliva y que además, gracias a su contenido en vitamina E, es un fantástico aliado para que esa herida desparezca cuanto antes. Así, no te olvides de aplicarte unas gotas de oro líquido directamente sobre esa rozadura. Hazlo varias veces al día hasta que notes una mejoría de la dermis. 
  • También en nuestra despensa se encuentra parte de esta otra fórmula natural para curar esta piel rozada. Así, sumerge en agua caliente varias ramas de romero y mete el pie. Mientras te relajas durante un par de minutos, prepara una mezcla de 200 ml de agua con 20 g de bicarbonato y 40 ml de agua oxigenada. Ahora seca tus pies y aplícate una pequeña cantidad de esta curiosa "pasta".
0

No hay comentarios ¿Te animas?