Cómo

Cómo evitar las rozaduras de los zapatos nuevos

Teresa Rey

Domingo 31 de marzo de 2019

2 minutos

Una hidratación adecuada de la zona o evitar largas caminatas son algunas de las recomendaciones

Cómo evitar las rozaduras de los zapatos nuevos

Cuando estrenamos zapatos podemos encontrarnos con algunas molestias dado que el pie debe adaptarse al nuevo soporte. Además, pueden aparecer rozaduras o ampollas, que es importante tratar bien para evitar que vayan a más y podamos caminar bien en cualquier circunstancia. En este sentido, desde el Instituto Valenciano del Pie recuerdan que el cuidado del pie es muy importante en las personas mayores para mantener la calidad de vida y prevenir patologías que afecten a la movilidad. Hay que prestar especial atención a la deshidratación en la zona, que puede favorecer la aparición de lesiones con más frecuencia, especialmente de los roces cuando nos ponemos unas zapatos nuevos. Por ello, hay que vigilar también el tipo de calzado que adquirimos.

En el Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (Icopcv), indican además que aunque toda la población debe cuidarse los pies, han de poner especial precaución las personas que tengan algún problema de circulación o trastornos como juanetes, los diabéticos o quienes tengan sobrepeso.

Ampollas y rozaduras

La aparición de ampollas o rozaduras se debe a una fricción continuada sobre la piel contra el calzado muy común al estrenarlo, pero también al realizar grandes caminatas. Normalmente se identifican enseguida porque al caminar empezaremos a sentir molestias. Son más habituales en la zona de la planta, en el talón y entre los dedos.

En el momento en que surgen, han de tratarse con rapidez para evitar infecciones. Los expertos recomiendan que lo primero que debe hacerse es limpiar bien tanto la ampolla como la rozadura con soluciones salinas o agua y jabón. Después secarlas y aplicar algún antiséptico. A continuación, se han de salvaguardar con protecciones adecuadas. De hecho, se desaconseja el uso de tiritas, siendo más correctos los parches específicos (sin medicación) o gasas y esparadrapos que no sean de tela, indican los podólogos valencianos.

Prevención

Las principales medidas de prevención para evitar rozaduras y ampollas en los pies, según los especialistas, son las siguientes:

  • Hidratación diaria de los pies durante todo el año con cremas específicas.
  • Uso de calcetines. Son nuestros grandes aliados para impedir estos trastornos. En verano, si vamos a hacer paseos largos debemos pensar en usar zapato cómodo y que permita la utilización de esta prenda. Actualmente, hay calcetines con textiles técnicos que favorecen la transpiración e impiden humedades en la zona.
  • Comprar calzado adecuado. Los podólogos nos aconsejan adquirir zapatos adecuados a cada tipo de actividad, que se ajusten correctamente a la forma de nuestro pie, que no sean totalmente planos y que estén hechos con materiales que no sean muy rígidos, principalmente.
1
Abogado herencias Torrevieja Hace 2 meses
Hace poco he comenzado un sitio web, la información de tu blogg me proporciona mucha informacion. Gracias por todo tu tiempo y trabajo. Saludos [url=http://abogadoherenciaalicante.com/articulos/]Abogado herencias Torrevieja[/url]