Cuídate

Tratamientos y remedios caseros: todo vale a la hora de aportar volumen al cabello

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Miércoles 16 de octubre de 2019

2 minutos

Descubre cómo frenar el deterioro de las fibras capilares que puede acentuarse con los años

Pelo con más volumen

Aunque hay hombres y mujeres que superan los 65 años con un pelo envidiable, en ocasiones, a medida que la edad avanza, problemas como la fragilidad y la pérdida de densidad pueden afectar a la fibra capilar, haciéndola más débil y quebradiza. La claves para que esto no ocurra y tengas una melena con “cuerpo” y movimiento son tres:

  1. Mantener la salud del cuero cabelludo.
  2. Nutrir el folículo piloso y así cada cabello.
  3. Hidratar en profundidad las fibras capilares protegiéndolas de las agresiones externas.

Cómo cuidar el cabello para mantener su volumen

Un pelo fosco, con síntomas evidentes de sequedad y, por tanto, con tendencia al encrespamiento, o uno que ha perdido volumen, brillo y suavidad requieren tratamientos específicos que le devuelvan su buen aspecto.

En primer lugar, es importante recordar la incidencia que la salud del cuero cabelludo tiene en el aspecto del pelo. Si presentas algún problema capilar, como puede ser una excesiva descamación o una dermatitis seborreica, tratarlo de manera correcta es una condición indispensable para que tu pelo gane fuerza y belleza.

Cabello con más volumen: mesoterapia

Cuando la causa de la disminución del volumen no está en una afección del cuero cabelludo, sino en la debilidad de las fibras capilares, algo que puede llegar a provocar su anormal caída, resulta evidente que cualquier tratamiento que les aporte nutrientes extra resultará adecuado. En estos casos, la mesoterapia capilar es especialmente efectiva.

Como explica la Sociedad Española de Medicina Estética (@SEMEstetica), este tratamiento consiste en aplicar, mediante infiltraciones superficiales que lleguen directamente al folículo piloso, aquellas sustancias que el cabello necesita para recuperar su vitalidad. La administración de estos complejos regeneradores, que incluyen enzimas, minerales y vitaminas, dará resultados apreciables tras varias sesiones.

Si no te apetece recurrir a tratamientos de estética, tú misma puedes aportar densidad a tus fibras capilares para que ganen fuerza y volumen. Una dieta equilibrada que incluya nutrientes que “alimenten” el cabello, como los aceites esenciales Omega 3 y 6 o minerales como el selenio siempre van suponer una buena ayuda.

Un masaje capilar con un tónico casero que incluya unas gotas de aceite esencial de romero, que ayuda a reactivar la microcirculación del cuero cabelludo, o una mascarilla que nutra en profundidad, con ingredientes naturales como la miel, el aceite de oliva, el huevo o el aguacate, son también dos sencillos remedios para lograr un pelo más sano, bonito y con más volumen.

0

No hay comentarios ¿Te animas?