Salud

Madrid, la comunidad que recibió más denuncias médicas en 2019

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Miércoles 5 de febrero de 2020

4 minutos

Según la Asociación Defensor del Paciente

Madrid, la comunidad que recibió más denuncias médicas en 2019

Durante el año pasado, la Asociación Defensor del Paciente contabilizó cerca de 13.500 denuncias por supuestas negligencias médicas, de las cuales unas 757 acabaron con el fallecimiento de dicha persona. En comparación con el 2018, los números experimentaron un descenso de cerca de un millar de casos en unas reclamaciones que, sobre todo, se registraron en la comunidad de Madrid

Así pues, por regiones, en la sanidad madrileña se acumularon más de 3.000 quejas.

El caso contrario a lo que sucede en las dos últimas comunidades autónomas que aparecen en este ranking: las siete quejas presentadas en las ciudades de Ceuta y Melilla o las 66 de La Rioja. Eso sí, en estos los datos es importante tener en cuenta la incidencia de la población, más numerosa en Madrid en comparación con la región riojana, por ejemplo. ¿Qué otros aspectos debemos tener en cuenta en este sentido?

Madrid, Andalucía y Cataluña son las comunidades que más denuncias médicas recibieron el pasado 2019

Reclamaciones por especialidad

En lo que se refiere a las especialidades, los pacientes han mostrado su descontento hacia la cirugía general, las listas de espera por lesiones de traumatología, el transporte sanitario y las consultas de ginecología y obstetricia. Una situación que, para los responsables de la entidad que ha elaborado el informe, podría "multiplicarse por 100 para acercarse a la realidad". Y es que a juicio de la asociación, la espera por poder someterse a una intervención, una circunstancia que acumula buena parte de las denuncias, lleva meses de retraso. "Entre esperar ocho meses o esperar uno, la gente prefiere uno y acaban en lo privado", sentencian. 

Al hilo de dicha afirmación, el documento recoge que durante el pasado 2019, un total de 671.494 pacientes se encontraban en lista de espera para poder entrar en un quirófano y operarse por alguna patología. Traducido en tiempo, cerca de 4 meses de media.

A nivel geográfico, la mayoría de pacientes pertencen al sistema de salud catalán (168.108), seguido de los pacientes andaluces (137.721) y los valencianos (por encima de los 56.000). Una situación totalmente distinta a la de las personas que viven en Navarra o La Rioja. Así, en el primer caso, unos 7.118 pacientes aguardaban una operación durante el 2019, mientras que en el caso de los riojanos no llegaron a los 4.800. 

En lo que se refiere a los espacios públicos que reciben buena parte de las quejas, en Madrid se concentran hospitales tanto públicos como privados, como son el Hospital Universitario 12 de Octubre, la Fundación Jiménez Díaz, el Gregorio Marañón, La Paz y el centro Ramón y Cajal.

Madrid, Andalucía y Cataluña son las comunidades que más denuncias médicas recibieron el pasado 2019

¿Qué hacer ante una negligencia de tipo médico?

Una situación de este tipo se desencadena, como explican desde el despacho jurídico Legalitas (@Legalitas_ES), "cuando un profesional sanitario actúa apartándose de los estándares médicos exigibles (por acción u omisión) causando en la mayoría de ocasiones un daño físico y moral al paciente". Así, a juicio de los expertos, las reclamaciones más comunes son las mismas que las aportadas por la Asociación Defensor del Paciente, pero además se suman otras:

  • Retrasos a la hora de facilitar un diagnóstico o error en la interpretación de este. 
  • Las consecuencias tras una intervención quirúrgica que puede que no salga como se esperaba. Por ejemplo, daños por el propio material quirúrgico o transmisión de enfermedades por una transfusión sanguínea. 
  • Que no se sigan ciertos protocolos médicos.
  • Fallecimiento por una situación de extrema urgencia que no se atendió a tiempo. 

En estos casos, como explican los abogados, es importante si se quiere hacer una denuncia disponer de toda la documentación posible para realizarla. En este caso, y si se trata de problemas de salud con una evidencia física (por ejemplo, el estado de una lesión), se pueden adjuntar fotografías que demuestren una supuesta mala praxis sanitaria. 

Así pues, en la circunstancia de que la reclamación se dirija hacia un centro de la sanidad pública, se presentará una reclamación por responsabilidad patrimonial ante la administración sanitaria competente. Un procedimiento con el que el paciente descontento espera obtener una indemnización por los daños y perjuicios que le haya podido causar la negligencia. Aquí es importante recordar los tiempos: se tiene hasta un año desde que se produjo dicha situación, también en el caso del fallecimiento de la persona.

Si, por el contrario, ha recurrido a la sanidad privada y no ha quedado del todo de acuerdo con el trabajo de los médicos, lo que se recomienda es formalizar una demanda por responsabilidad civil contra los causantes del daño. Dicha denuncia se presenta en un juzgado ordinario. 

En ambos casos, la autoridad competente será la encargada de dirimir si se debe indemnizar o no. Una restauración de los daños ya sean personales, por lesiones, incapacidad, daño moral o psicológico; o de tipo material, como futuras nuevas intervenciones quirúrgicas, gastos médicos, transportes o pérdida de capacidad económica de la persona perjudicada.

Mientras dura la investigación puede suceder que incluso el propio hospital o centro de salud demandado intente pactar una solución que beneficie a ambas partes. Todo a fin de evitar un perjuicio en su imagen de cara a futuros pacientes. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?