Consejos

Negligencias médicas: ¿qué puedes hacer si te sientes afectado por una de ellas?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Domingo 8 de diciembre de 2019

4 minutos

Aunque son excepciones, los errores médicos existen y, ante ellos, están los derechos del paciente

negligencia médica

Partimos de los datos que confirman la excelente preparación y dedicación de los médicos y profesionales sanitarios, algo que avalan las cifras de resultados de la Sanidad en España, tanto en el ámbito público como en el privado, pero es innegable que las negligencias médicas ocurren, a veces desencadenando las peores consecuencias.

Diagnósticos equivocados, tratamientos que causan graves efectos secundarios, errores quirúrgicos, fármacos inapropiados, ingresos hospitalarios necesarios y no realizados, listas de espera interminables, altas precipitadas… Cualquier situación de este tipo provoca un grave daño a quien la sufre, no solo por las consecuencias médicas que una negligencia lleva aparejadas, sino también por la sensación de vulnerabilidad, impotencia o indefensión que puede llegar a generar.

Especialidades donde se producen más casos

Es difícil dar datos exactos sobre la situación de las negligencias médicas en España, entre otras cosas porque resulta muy complejo dictaminarlas como tal, ya que tras una reclamación o denuncia se inicia un largo proceso que permite determinar lo ocurrido y dirimir responsabilidades y posibles indemnizaciones.

Aun así, los datos recogidos por la Asociación El Defensor del Paciente (@DEFENSORAFLORES) en su Memoria de 2018 dan una idea aproximada de la situación. Este organismo afirma que el pasado año recibió un total de 14.335 casos de presuntas negligencias médico-sanitarias, 352 más que en 2017. De ellas, 810 tuvieron resultado de muerte.

Negligencia médica

Hay que dejar claro que estas cifras hacen referencia a reclamaciones recibidas que podrían ser consideradas como negligencias, pero es algo que deberán determinar las autoridades competentes.

En cuanto al tipo de reclamaciones más frecuentes recibidas por la asociación, los primeros puestos los ocupan las denuncias por el tiempo excesivo de las listas de espera, con la Comunidad Autónoma de Canarias como la más afectada por este problema; así como las referidas a cirugía general y a urgencias. Por especialidades, las más "reclamadas" son traumatología, ginecología y obstetricia, odontología y máxilo facial, entre otras.

Por su parte, el Sistema de Notificación y Aprendizaje para la Seguridad del Paciente (SiNASP), desarrollado por el Ministerio de Sanidad (@sanidagob) como parte de la Estrategia de Seguridad del Paciente, recogió un total de 4.391 notificaciones realizadas por distintos hospitales públicos y 761 procedentes del ámbito de la Atención Primaria.

Hay que aclarar que este sistema, pensado para mejorar la calidad de la atención médica, se basa en la información que aportan, de forma voluntaria, hospitales y centros de salud sobre incidentes ocurridos en su ámbito y que pueden haber afectado a los pacientes. Entre los incidentes notificados con mayor frecuencia destacan aquellos relativos a la medicación, seguidos por los que afectan a la correcta identificación de los pacientes, la organización de los recursos, los equipos y dispositivos, las pruebas diagnósticas y la comunicación.

Negligencia médica

¿Cómo se puede denunciar una negligencia médica?

Todos estos datos dan una idea de la complejidad de la atención sanitaria, de todo el “entramado” que lleva ofrecer un servicio médico-sanitario de calidad óptima. Atender a un paciente en su centro de salud habitual, prescribir los medicamentos necesarios, programar la consulta con un especialista, realizar pruebas diagnósticas o decidir un ingreso o un alta hospitalaria, entre otras funciones. En este sentido, si crees que has sido víctima de una negligencia médica, tienes derecho a reclamar y exigir responsabilidades (y una indemnización según los casos).

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU @consumidores) advierte de la complicación que suponen este tipo de reclamaciones y da una serie de consejos útiles si crees que debes denunciarlo como paciente afectado:

  • Antes de realizar cualquier denuncia, es importante recopilar toda la información que puedas sobre tu caso. Citas e informes médicos, pruebas diagnósticas, alta hospitalaria…
  • Generalmente, también será necesario acudir a un perito médico que valore las consecuencias de esa supuesta negligencia.
  • Contactar con un abogado experto en Derecho de la Salud implicará mayores garantías de éxito.
  • A la hora de reclamar, recuerda que tendrás que demostrar tres cosas: que, efectivamente, has sufrido un daño por una actuación médico-saniaria, que esa actuación no se ajustó a las normas exigibles y que el perjuicio que intentas demostrar está directamente relacionado con la acción que denuncias.
  • Según cada caso, deberás tener claro a quién reclamas, seguramente con ayuda del abogado. Puede que el médico no sea el responsable de lo ocurrido. También puede serlo el hospital o el fabricante de un equipo de diagnóstico defectuoso, por ejemplo.
Negligencia médica

Las tres posibles vías para reclamar

Dependiendo de si la situación que consideras una negligencia se ha producido en el ámbito público o privado, deberás actuar de la siguiente manera:

  • Ámbito público. Debes reclamar a la propia Administración por responsabilidad patrimonial. Estas reclamaciones se presentan en la Consejería de Sanidad de cada Comunidad Autónoma. Si tu demanda no es atendida, puedes iniciar un proceso contencioso-administrativo.
  • Ámbito privado. En este caso, hay que interponer una demanda por responsabilidad civil directamente en el juzgado correspondiente.mEn ambas situaciones puedes, además, recurrir a la vía penal, para que tu caso sea juzgado en los Tribunales competentes.
0

No hay comentarios ¿Te animas?