Deporte para mayores

¿De qué manera ayuda el Pilates en las afecciones de artrosis?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Sábado 7 de septiembre de 2019

2 minutos

Esta práctica favorece la movilidad de las articulaciones, de modo que poco a poco se fortalecen

De qué manera ayuda el Pilates en las afecciones de artrosis

La artrosis es la patología articular más frecuente en España, según indican desde la Sociedad Española de Reumatología (@SEReumatologia). Desde la misma aseguran también que quienes la padecen deben realizar ejercicio físico pues este protege a la articulación y fortalece los músculos. Es más, dejar de moverse puede llegar a ser perjudicial en las personas con artrosis, pues esta actitud solo conllevará a ser dependientes con el tiempo. En este sentido, el método Pilates es una alternativa de actividad recomendable. Los expertos aseguran que andar o nadar son también buenas opciones, y en menor medida los deportes de contacto, pues estos sí tienden a perjudicar más a las articulaciones.

Movilidad articular

El Pilates es un método compuesto por ejercicios que favorecen la movilidad articular. Gracias a su tabla de movimientos los ligamentos consiguen irrigarse de forma adecuada dándoles el tono necesario y al mismo tiempo logrando que la articulación se drene, tal y como especifican los expertos.

Las articulaciones van adquiriendo así una mayor fuerza, de modo que se equilibra su estructura y se alcanza con el tiempo y la constancia una mayor flexibilidad de los grupos musculares. De esta manera se amortigua la carga que se ejerce sobre las mismas, se mejora la movilidad general de las personas que lo practican y se alivia uno de los síntomas más molestos de la artrosis, el dolor.

ejercicios pilates ciática

Movimientos lentos y controlados

Las posturas de Pilates se deben realizar de una manera lenta y controlada. Es un sistema que tiene en cuenta cada músculo del cuerpo y es por ello que requiere de cierta concentración a la hora de practicarlo. Del mismo modo, la respiración juega un papel crucial, pues al realizar las expiraciones e inspiraciones la eficacia del ejercicio se torna mayor, por lo que este aspecto en uno de los que se debe tener en cuenta a la hora de obtener unos resultados mejores.

En el caso de la artrosis es importante comentar al instructor que la padecemos si acudimos a clases grupales, pues el Pilates tiene la singularidad de poseer posturas alternativas en el caso de que presentemos incomodidad o dolor a la hora de practicar algunas de ellas.

La práctica continuada y regular de este método es lo que al final proporcionará la mejora de nuestras articulaciones. Se recomienda realizar entre dos y tres sesiones de Pilates a la semana para llegar a este objetivo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?