Deporte para mayores

¿Cuáles son los principales beneficios del yoga?

Mariola Báez

Jueves 14 de noviembre de 2019

2 minutos

Los beneficios que aporta el yoga a nivel físico, psíquico y emocional son muy numerosos

El yoga aporta múltiples beneficios físicos y psíquicos ( Creative commons)
Mariola Báez

Jueves 14 de noviembre de 2019

2 minutos

No cabe duda de que cada vez son más las personas que se deciden a practicar alguna de las modalidades de yoga.El ejercicio físico y la relajación, que lleva a la meditación, van de la mano en una sesión de yoga que, básicamente, consiste en realizar una serie de posturas (asanas) y movimientos pausados cuyo objetivo es alcanzar la armonía interior y el equilibrio entre el cuerpo y la mente.

Dependiendo del nivel, el yoga puede llegar a ser un duro “entrenamiento”, porque alcanzar y mantener dichas posturas implica trabajar la elasticidad de las articulaciones y la fortaleza de los músculos, de manera suave, sin impacto, pero intensa. Aun así, hacer yoga no es hacer gimnasia, porque el componente espiritual y mental que conlleva aporta tantos beneficios como los que es capaz de proporcionar a nivel físico.

¿Qué puede aportarte una sesión de yoga?

 el yoga aporta flexibilidad y fortalece la musculatura

Hay que comentar que aunque muchas veces se trate como deporte, el yoga es un estilo de vida en sí mismo. No hay edad o condiciones previas para empezar a practicarlo. Todo lo que necesitas son ganas de descubrir una nueva experiencia que puede lograr que te sientas muy bien y que notes, en muy poco tiempo, algunos de sus múltiples beneficios. Los principales que los maestros de yoga apuntan son los siguientes:

  • La práctica del yoga mejora el equilibrio y la estabilidad, ayudando a mantener una postura correcta que evite la aparición de molestias habituales como por ejemplo: dolor en el cuello o en la espalda, piernas cansadas, lumbalgia… Las posturas que se realizan durante la sesión fortalecen la zona central del cuerpo, el llamado “core”, haciendo que, posteriormente, consigamos mantenernos erguidos sin esfuerzo, de manera absolutamente natural.
  • El incremento en la flexibilidad  también resulta notable a las pocas semanas. El yoga trabaja las articulaciones sin forzarlas, exigiendo a nuestro cuerpo solo aquello que puede dar. Sentirte más ágil es cuestión de días.
  • Mejora el tono de la musculatura. Aunque los ejercicios que se realizan se basen en movimientos suaves y pausados, esto no quiere decir que los músculos no se estiren y contraigan de manera continuada, por lo que, el yoga es ideal para tonificar los músculos y aumentar su fuerza.
  • Durante la sesión, el control de la respiración y las profundas inhalaciones forman parte importante de la practica habitual del yoga, lo que hace que la capacidad pulmonar se incremente de forma notable.
  • Si los beneficios físicos son más que destacables, también hay que tener en cuenta los que aporta a nivel mental y emocional a través de la práctica de la meditación. Escuchar lo que dice tu propio cuerpo, eliminar los pensamientos negativos, tomar consciencia de la realidad que te rodea… son máximas del yoga que se traducen en que, tras la sesión, saldrás con energía positiva renovada, dejando atrás el estrés y disfrutando de la armonía que surge cuando tu cuerpo y tu mente están en perfecto equilibrio.
Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?