Deporte para mayores

Mejora tu movilidad articular con estos ejercicios en la piscina

Carlos Zapatero

Sábado 6 de abril de 2019

2 minutos

Los entornos acuáticos nos permiten trabajar mejor debido a la disminución de presión

Mejora tu movilidad articular con estos ejercicios en piscina (Big stock)

Cuando necesitamos mejorar la movilidad de nuestras articulaciones, el medio acuático puede convertirse en el lugar idóneo. Además de quitar presión a nuestro cuerpo y reducir el impacto, el agua puede ofrecer una resistencia natural que ayuda a fortalecer nuestra musculatura

Mejora la movilidad de tu hombro en la piscina

Si lo que necesitas es mejorar la movilidad del hombro, puedes comenzar tu rutina de ejercicios mediante la flexión y la extensión del mismo. Para ello, conviene seguir las siguientes pautas de ejercicios:

  • Flexión-extensión de hombro: coloca el brazo completamente estirado bajo el agua hasta conformar un ángulo recto con tu cuerpo. Una vez conseguido, rota el brazo sobre si mismo tanto hacia delante como hacia detrás. Esta rotación puede alcanzar hasta los 30º de movimiento. 
  • Flexión de hombro: con el brazo completamente extendido y pegado al cuerpo, abre la mano y colocala hacia delante, con el fin de ofrecer una mayor resistencia. Con esta postura, realiza un movimiento de flexión y de extensión.
  • Extensión del hombro: desde la misma postura con la que hemos comenzado antes, coloca la posición de la mano hacia detrás. De esta manera, trabajaremos la resistencia del agua y la fuerza de nuestro hombro en la posición inversa.

Mejora la movilidad de tu cadera

Para mejorar la movilidad de tu cadera, la piscina puede ser un buen medio en el que trabajar, con el fin de reducir al máximo la presencia del dolor. Un ejercicio muy básico puede ser el de caminar con normalidad por el interior de la piscina, pero forzando a abrir el rango de amplitud de tus pasos. De esta manera, irás aumentando poco a poco la movilidad de tu cadera, pero manteniendo el dolor controlado gracias a la disminución de la presión del agua. 

Equilibrios para mejorar la movilidad de la rodilla

Los ejercicios de equilibrio pueden convertirse en tus grandes aliados para mejorar la movilidad de tu rodilla en el agua. Para llevarlos a cabo, no necesitarás ningún material extra. Busca una posición en la piscina en la que no tengas un apoyo cerca para cuando busques un punto de equilibrio. Mantén todo tu peso sobre una misma pierna y dobla la otra hacia detrás, con el fin asumir todo el peso con una única rodilla. Una vez logres mantener el equilibrio sobre una sola pierna, haz ejercicios de flexión y extensión de la rodilla, manteniendo al máximo la posición. Si lo consigues sin dificultad, un nivel superior podría ser hacer el mismo ejercicio, pero esta vez con los ojos cerrados.

0

No hay comentarios ¿Te animas?