Deporte para mayores

Mejores ejercicios de pilates para personas mayores si padecen ciática

Noelia Hontoria

Foto: Bigstock

Lunes 13 de abril de 2020

2 minutos

El pilates te puede ayudar a aliviar el dolor producido por la ciática con ejercicios suaves

Ejercicios para mejorar la ciática

La ciática es un dolor que se irradia desde la parte baja de la espalda hacia las piernas. Suele estar causado a consecuencia del envejecimiento natural, aunque en algunos casos también puede ser el resultado de una infección, un traumatismo o un tumor.

En general estar en forma y practicar pilates puede ayudarnos mucho, no obstante, existen ejercicios específicos de Pilates que pueden ayudarte si sufres ciática.

Ejercicios de pilates para tratar la ciática

Aunque siempre debe ser un médico quien evalúe tus problemas de salud, para tratar de descartar causas graves y sobre todo para poner el tratamiento oportuno, hay algunas cosas que puedes hacer en casa para ayudarte a ti mismo a sobrellevarlo mejor y, en el caso de la ciática, a paliar el dolor.

Por ejemplo, el reposo o ciertos ejercicios van a ayudarte con este tema.

Para los ejercicios de Pilates debes tener en cuenta que hay que evitar flexionar el tronco con las piernas estiradas, ya que esta posición perjudicaría aún más tu dolencia.

ejercicios pilates ciática

El primer ejercicio recomendable para tratar el dolor de la ciática con pilates pasa por tumbarte boca arriba en una colchoneta, con las rodillas flexionadas, las piernas ligeramente separadas y los pies apoyados en la colchoneta. Levanta poco a poco la pelvis, la cadera y la espalda, comenzando desde la pelvis, hasta que finalmente queden apoyados en el suelo los pies y la parte alta de la espalda. Repite unas diez veces, siempre muy suave, tanto a la hora de levantar el cuerpo como de volver a apoyarlo.

Otro ejercicio bueno para liberar la zona de la ciática y relajar los músculos consiste en colocarnos a los pies de la colchoneta, con las rodillas a la altura del pecho, los brazos envolviendo las piernas y la cabeza inclinada hacia abajo, formando con todo nuestro cuerpo una zona de pelota. Cuando estemos en esa posición, poco a poco y de forma suave nos dejamos caer hacia atrás, sintiendo el rodamiento del cuerpo. La parte complicada es volver a subir sin perder la curva de la espalda. Haz repeticiones de cinco veces y ten cuidado con las rodillas, nunca fuerces.

Estos ejercicios de Pilates para la ciática ayudan a estirar la espalda a la vez que liberan el dolor, relajan los músculos y te ayudan a mantener la vitalidad y el control sobre tu cuerpo. Recuerda que la clave es dedicarles tiempo y hacerlo de forma muy suave para evitar dañarte más.

0

No hay comentarios ¿Te animas?