Salud

Deportes que ayudan a combatir la hipertensión

Ignacio Casanueva

Martes 2 de junio de 2020

2 minutos

Deportes que ayudan a combatir la hipertensión

Quien padezca de hipertensión sabrá que es tener la presión arterial alta. En términos clínicos la presión arterial es una medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a su cuerpo. Se trata de uno de los principales problemas de salud en la vida moderna, y el no tomárselo en serio puede conllevar a padecer un accidente vascular importante.

Como siempre, estará en nuestras manos el poder prevenir este problema o ayudar a nuestro cuerpo a mantener una presión arterial normal, controlando tanto lo que comemos, como lo que nos movemos. Sobre este último punto hay mucho que decir.

El deporte puede ayudar a mantener nuestra presión arterial estable. Antes de nada, habrá que matizar que la actividad física puede elevar puntualmente esta presión. El corazón bombea con más fuerza para surtir de oxígeno y nutrientes cuando realizamos un esfuerzo, de modo que en personas hipertensas podría resultar peligroso en momentos concretos. Si es tu caso, es importante consultar al médico quien podrá aconsejar las mejores formas de controlarlo y los deportes que sí podrás hacer.

Por otro lado, si en tu caso tenemos los niveles altos, pero no de forma alarmante, está claro que el ejercicio ayuda, de forma general a controlar la presión arterial y descender los niveles. No solo esto, también ayuda a mantenerlos a largo plazo. Ocurre tanto con las personas prehipertensas como las personas con hipertensión diagnosticadas.

Bicicleta

 

La Organización Mundial de la Salud, así como la Fundación Española del Corazón, que reúne a médicos, profesionales y pacientes relacionados con este tema, recomiendan actividades como bailar, correr, nadar y montar en bicicleta, de 30 a 60 minutos al día y al menos de tres a cinco días por semana. En general, casi todos los ejercicios aeróbicos, en cantidad suficiente, son la mejor opción para reducir la hipertensión.

Estas actividades las podemos complementar con algunas prácticas para protegernos aún más. Lo primero será comenzar a realizar el deporte de forma mesurada y de manera progresiva. Habrá que evitar los sobreesfuerzos, esos picos que nos cargarán las arterias de más presión. Por eso es mejor que al principio no realicemos ejercicios isométricos. Estos son aquellos en los que realizamos fuerza contra algo, ya puede ser las típicas mancuernas o ejercicios que utilicen el peso de nuestro propio cuerpo. Una vez más, habrá que decantarse por el deporte aeróbico.

Por último, para ayudar a nuestro cuerpo en su batalla contra la hipertensión, habrá que añadirle una ayuda extra. La que procede de la alimentación. Es conveniente mejorar nuestros hábitos alimenticios optando por la fruta y verdura, fibra, beber más aguaconsumir menos grasas, nada de azúcares libres ni procesados.

Con estos consejos tu cuerpo, y sobre todo tu corazón, de lo agradecerán.

0

No hay comentarios ¿Te animas?