Salud

¿Te duele la espalda? No hagas demasiado reposo si quieres mejorar

Rosa María Torres

Lunes 6 de mayo de 2019

2 minutos

Existen muchas técnicas terapéuticas y psicológicas para prevenir y reducir el dolor de espalda

 Beneficios de hacer ejercicio para la columna vertebral de los mayores

Parece un día cualquiera, pero el dolor de espalda invade tu cuerpo y tienes una larga jornada por delante. ¿Cómo actuar?: “Lo más efectivo es evitar el reposo en cama y mantener el mayor grado de actividad física que permita el dolor”. 

Así lo explica Francisco Kovacs, director de la Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE), en El libro de la espalda. Y es que, según nos cuenta, “el reposo, especialmente si supera las 48 horas, reduce el tono muscular y aumenta la posibilidad de que la espalda duela más y de que las molestias se repitan más adelante”. Además, aconseja tomar el ejercicio como un hábito diario vital para las personas que sufren dolores de espalda de manera crónica o incluso puntual.

Método GDS

Para el correcto funcionamiento de la espalda es muy importante que la musculatura esté entrenada y coordinada. Sin embargo, la tendencia al sedentarismo hace que esto no sea así. Por suerte, uno de los métodos más aplaudidos científicamente ha sido el de cadenas musculares y articulares GDS. Su objetivo es encontrar el equilibrio en el cuerpo.

No busca la lesión de la espalda, sino el porqué la espalda duele. Es decir, se centra en la causa del problema y no en el síntoma. Se diseña un programa específico para cada paciente, con ejercicios que estiren los músculos más acortados y fortalezcan lo más debilitados.

Deporte en el agua

La natación es el deporte idóneo para luchar contra los dolores de espalda, pero si no te gusta, no importa porque hay vida más allá de nadar. La alternativa está en tres palabras: aquagym, aquafitness e hidrocinesiterapia. Son ejercicios para realizar en la piscina y enfocados a fortalecer, estirar y relajar la musculatura de la espalda, sin necesidad de nadar.

Mujeres en natación (bigstock)

"Mindfulness"

Muchos de los dolores de espalda pueden curarse o mejorarse. En palabras de Francisco Kovacs, “enfrentarse al dolor es más eficaz que dejarse derrotar”. Uno de los obstaculos que tienen los pacientes con dolor de espalda es que no se ve y pueden sentirse cuestionados por el entorno. Por eso, tratar el dolor con psicología te permite relacionarte con él de manera inteligente.

Los tratamientos más eficaces son los cognitivoconductuales y la atención consciente (o mindfulness). Los primeros pretenden cambiar un pensamiento negativo (“Me duele la espalda y no puedo hacer nada”) por un pensamiento optimista (“Podré lidiar con esto porque el reposo no es la solución”). De esta manera el paciente se dará cuenta que es capaz de hacer muchas más cosas de las que creía.

Por su parte el mindfulness se practica con meditación, con el fin conseguir la atención en el presente y no dejar que los pensamientos de futuro negativos lo contaminen. En muchos gimnasios ya lo ofertan. 

Mujer Mindfulness (bigstock)

0

No hay comentarios ¿Te animas?