Salud

Efecto nocebo: el mecanismo por el que tu mente hace que los fármacos no funcionen

María Liébana

Viernes 12 de febrero de 2021

3 minutos

Las expectativas de los pacientes son la principal causa de su aparición

Efecto nocebo: el mecanismo por el que tu mente hace que los fármacos no funcionen (bigstcok)
María Liébana

Viernes 12 de febrero de 2021

3 minutos

¿Quién no ha oído hablar alguna vez del 'efecto placebo'? Este mecanismo psicológico por el que somos capaces de sentir alivio o mejoría de un trastorno, síntoma, o dolor, cuando tomamos un “placebo”, es ya más que conocido.

El 'efecto placebo' no es otra cosa que la mejoría o alivio que experimentamos en la dolencia que nos aqueja simplemente tomando una sustancia ineficaz e inocua pero que creemos que es un medicamento. Es decir, es el hecho de creer que vamos a experimentar una mejoría lo que provoca un efecto beneficioso. Pero ¿qué es el ‘efecto nocebo

Efecto nocebo: el mecanismo por el que tu mente hace que los fármacos no funcionen (bigstock)

Qué es el ‘efecto nocebo’

Con el ‘efecto nocebo’ pasa todo lo contrario. Se denomina 'efecto nocebo' al empeoramiento de los síntomas o signos de una enfermedad por la expectativa, consciente o no, de padecer los efectos negativos de una medida terapéutica. De tal manera que las respuestas orgánicas de la persona al fármaco no son generadas químicamente (como resultado directo de la acción del fármaco), sino más bien como consecuencia de las expectativas pesimistas propias del paciente al pensar que el medicamento le va a causar efectos dañinos, dolorosos y desagradables.

Las expectativas de los pacientes, lo que esperan que suceda, desempeñan pues un papel fundamental en la aparición del ‘efecto nocebo’ —al igual que del ‘efecto placebo’—. Un estudio realizado por un grupo de neurólogos de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, reveló que cuando una persona cree que la medicina que toma va a ser eficaz, en su cerebro se activa una región relacionada con la capacidad de experimentar un beneficio o una recompensa y segrega entonces dopamina, una sustancia que tiene un efecto analgésico.

Por otro lado, el neurólogo alemán Magnus Heier, que ha estudiado la influencia que tiene el inconsciente en el ser humano, y es a su vez autor de un libro sobre el ‘efecto nocebo’, explica que el miedo a una enfermedad o a los tratamientos que debemos seguir para curarnos, puede agravar tanto los síntomas de la patología, como los efectos secundarios de las terapias.

Efecto nocebo: el mecanismo por el que tu mente hace que los fármacos no funcionen. Foto: bigstock

Y es que el miedo es una fuente de estrés y el estrés, a su vez, puede llegar a debilitar el sistema inmunitario, volviéndonos más vulnerables a los virus y bacterias y más sensibles al dolor.

Actualmente, los profesionales sanitarios conocen bien el efecto placebo y saben cómo gestionarlo, pero no ocurre lo mismo con el nocebo, más desconocido para la mayoría de los médicos, a pesar de que las consecuencias para el paciente pueden ser, mucho más peligrosas.