Salud

Qué es un implante coclear y cómo funciona

65ymás

Foto: Bigstock

Domingo 19 de julio de 2020

2 minutos

Facilitan la audición incluso si la perdida auditiva es severa a causa de la edad

Qué es un implante coclear y cómo funciona

El implante coclear es un tipo de implante auditivo que evita pasar por las células dañadas del oído interno (formado por la cóclea, el órgano del equilibrio y el nervio auditivo) y transmite las señales directamente al cerebro a través del nervio auditivo. Los implantes cocleares facilitan la audición y la comprensión de las señales sonoras incluso si la perdida auditiva es severa o profunda a causa de la edad, el ruido o ciertas enfermedades.

El implante coclear consta de dos partes. La parte externa está formada por un procesador de audio y una bobina que se sitúan detrás de la oreja. La parte interna es un receptor colocado por debajo de la piel detrás de la oreja. Este receptor tiene conectada una guía de electrodos situada en el oído interno (la cóclea).

Según la Asociación Europea de Fabricantes de Aparatos Auditivos (EHIMA @Hear_it ), los implantes cocleares son adecuados para aquellas personas (tanto niños como adultos) que presentan una pérdida auditiva neurosensorial de severa a profunda y no les supone apenas ningún beneficio la amplificación del sonido que les aportan los audífonos. Se puede utilizar un implante coclear para tratar la pérdida auditiva neurosensorial severa unilateral si la cóclea permanece intacta en el oído interno. Los expertos destacan que los implantes cocleares “no devuelven la audición al mismo nivel que el de una persona sin pérdida auditiva, aunque sí se pueden conseguir muy buenos resultados”.

Implantes activos de oído

Dos horas de quirófano

La cóclea se parece a la concha de un caracol, por lo que también se le llama caracol. Esta parte del oído interno se encuentra llena de un fluido llamado perilinfa y contiene dos membranas colocadas muy cerca una de la otra. Estas membranas forman una especie de pared de separación en la cóclea. Sin embargo, para que el fluido se mueva libremente en la cóclea de un lado al otro de la pared de separación, la pared dispone de un pequeño orificio (helicotrema). Este orificio es necesario, ya que garantiza que las vibraciones de la ventana oval se transmitan a todo el fluido que se halla en la cóclea.

El implante coclear se coloca por medio de una operación quirúrgica con anestesia general, un procedimiento estándar que, en la actualidad, suele durar entre una y dos horas. Pasadas unas semanas llega el momento de activarlo y ajustarlo, aunque se suelen realizar más ajustes con posterioridad siempre que sea necesario.

Una vez activados los implantes cocleares, el cerebro tiene que aprender a captar, reconocer e interpretar los distintos sonidos. Esto es lo que se conoce como rehabilitación, un periodo durante el cual se trabajan y entrenan distintas áreas. Acostumbrarse a oír y comprender las señales sonoras con los implantes cocleares es un proceso que lleva algún tiempo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?