Fisioterapia

La fisioterapia, una solución en casos de disfunción sexual en personas mayores

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Viernes 30 de agosto de 2019

2 minutos

Este tipo de tratamientos pueden ayudar tanto a hombres como a mujeres a mejorar su vida sexual

La fisioterapia, una solución en casos de disfunción sexual en personas mayores

La fisioterapia no solo nos puede ayudar tras una lesión muscular para mitigar el dolor o rehabilitar esa zona. Esta disciplina se extiende a muchos ámbitos de nuestra salud tanto física como emocional y mental. Incluso puede servirnos de gran ayuda en el caso de los problemas relacionados con el sexo, las disfunciones sexuales. 

Cuando hablamos de disfunciones sexuales nos referimos a alteraciones o problemas que padece un individuo sexualmente activo a la hora de practicar sexo por causas de todo tipo: desde sociales, biológicas o ambientales, pasando por psicológicas, hormonales o funcionales. Una situación que afecta no solo a la relación de pareja, sino a la propia autoestima de la persona que la padece. 

"Gran parte de los problemas o disfunciones sexuales pueden tratarse y solucionarse a través de la fisioterapia", explican desde el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (@cfisiomad) que recuerdan que, en nuestro país, un 32% de los hombres y un 46% de las mujeres con edades comprendidas entre los 40 y los 80 años presentan algún tipo de problema sexual que aumenta a medida que se cumplen años.  

Así, la fisiosexología, el nombre más correcto en estos casos, hace referencia a esa especialidad eficaz para solucionar estos problemas que se producen a nivel sexual como pueden ser los casos de anorgasmia (no alcanzar el orgasmo), sequedad vaginal, eyaculación precoz o disfunción eréctil entre otros. En este sentido se trabaja, con diversas técnicas, la mejora del sistema nervioso central, además de incidir en la parte emocional que influye en las relaciones sexuales y en ayudar a la propia consciencia y sensibilidad corporal.

La fisioterapia, una solución en casos de disfunción sexual en personas mayores

¿Cómo puede ayudarnos la fisioterapia en estos casos?

Una sesión de fisioterapia aplicada al ámbito de las disfunciones sexuales comienza con una valoración de los músculos y huesos que intervienen en esas relaciones sexuales para comprobar el estado de los mismos. De esta manera se determinará el tratamiento más adecuado para cada tipo de problema.

Así, en el caso de las mujeres, con estos ejercicios de fisioterapia se busca relajar la zona del suelo pélvico, la mejora de las posturas de cara a las relaciones sexuales, incrementar la fuerza y flexibilidad de los tejidos, así como favorecer la circulación sanguínea a la hora de practicar sexo y evitar situaciones o movimientos que causen dolor. 

En el caso de los hombres, estos tratamientos de fisiosexología se encaminan a mejorar situaciones como la incontinencia urinaria como consecuencia de un suelo pélvico debilitado con el paso de los años y que, en ocasiones, puede traer aparejados más problemas a nivel sexual como pueden ser las disfunciones eréctiles. Como solución, con este tipo de fisioterapia se trabajan técnicas de tonificación muscular para que el paciente tome conciencia de su zona genital. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?