Preguntas

Cómo reconocer si tengo disfunción eréctil y qué hacer

Teresa Rey

Miércoles 1 de mayo de 2019

2 minutos

Si los problemas de erección son frecuentes, es aconsejable acudir al médico para valorar cada caso

Cómo reconocer si tengo problemas de disfunción eréctil (Bigstock)

La disfunción eréctil se produce cuando un hombre no puede mantener durante el tiempo suficiente una erección que le permite mantener una relación sexual normal. Esto puede ocurrir ocasionalmente, de forma esporádica, lo cual en principio no constituye ningún problema. Sí debe empezar a preocuparnos si este hecho se convierte en algo frecuente, explican los expertos. Es entonces cuando debemos acudir al médico.

Causas de impotencia

La impotencia sexual es un problema físico que no implica la falta de deseo. Es decir, los impulsos se mantienen intactos, pero a la hora de consumar el acto no es posible debido a la ausencia de erección.

Entre las causas está la edad. Desde Boston Medical Group aseguran que varios estudios indican que a partir de los 60 años, cerca del 40% de la población masculina posee problemas de disfunción eréctil, y con más de 70 años la cifra supera el 50%.

En la excitación sexual intervienen elementos como el cerebro, las hormonas, los nervios, los músculos, los vasos sanguíneos y su circulación o las emociones. De modo que, según añaden expertos de la Clínica Mayo, si se produce alguna alteración en alguno de estos elementos puede aparecer impotencia. También el estrés, la depresión, la ansiedad o problemas de salud mental interfieren en este trastorno. Así como, un exceso de alcohol y tabaco.

La ingesta de determinados medicamentos es otro factor a tener en cuenta, como es el caso de algunos de los que se emplean para controlar la hipertensión, antidepresivos o para el corazón, entre otros.

La disfunción eréctil puede estar vinculada a enfermedades como diabetes, presión arterial alta, enfermedad cardíaca, obesidad, síndrome metabólico, ateroesclerosis, trastornos del sueño, etcétera.

Fuera el tabú

El padecer impotencia siempre se ha considerado como un tema tabú, sin embargo cuando se poseen problemas de erección de forma continuada es necesario consultar con un profesional. Las causas emocionales son las más comunes entre los jóvenes, pero entre los mayores suele haber un problema físico.

En cualquier caso, es importante que el experto realice un diagnóstico pues si hay detrás alguna patología es necesario detectarla y abordarla en paralelo. De igual modo, el poder desarrollar una vida sexual saludable es vital para la propia persona y fundamental para los dos miembros de la pareja en el caso de que se posea, pues de lo contrario se pueden producir problemas autoestima o conyugales.

0

No hay comentarios ¿Te animas?