Mayores

Midorexia, el trastorno que padecen los adultos mayores que se comportan como jóvenes

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Martes 12 de noviembre de 2019

3 minutos

El envejecimiento activo nos permite cumplir años manteniendo un bienestar físico, social y mental

Midorexia

Cuando envejecemos, es normal que al principio no queramos desprendernos de aquello que más nos caracterizaba años atrás. Motivo por el que muchas personas se tiñen el pelo tras la aparición de las primeras canas, intentan ocultar sus líneas de expresión o prueban suerte con la ropa más juvenil del mercado. Sin embargo, cuando esta actitud se convierte en una obsesión, puede dar lugar a un trastorno que perjudica tu salud física y mental. ¿Conoces la midorexia?

Para aquellos que no hayan oído hablar nunca de esta curiosa afección, se trata de una patología psicológica que afecta a la conducta del individuo, el cual no acepta su edad y, como consecuencia, tiene comportamientos que antes hubieran resultado impensables. Por ejemplo, si deciden vestir ropa más atrevida, apesar de que antes no fuese su estilo; si se apuntan al gimnasio para practicar el último deporte de moda o se unen a las tendencias gastronómicas más extravagantes.

No obstante, mientras algunos expertos definen la midorexia como un problema que se sustenta en la baja autoestima del individuo y la presión por lucir siempre joven y bello; otros defienden su positivismo, amparados en la vitalidad y el entusiasmo que algunas personas experimentan durante el proceso de envejecimiento. Es decir, consideran que la midorexia es esa capacidad para seguir sintiéndose atractivo y encantador sin importar los años que hayas cumplido.

Midorexia

Un término desconocido por la mayoria

A pesar de que es un sentimiento muy presente en la población que ya ha superado los 60 años, lo cierto es que la midorexia es una desconocida para la gran mayoría. ¿El motivo? La falta de atención que ha recibido por parte de los expertos en la materia, lo que provoca la ausencia de una definición oficial y unas propiedades concretas que permitan al individuo comprobar si sufre este trastorno.

La primera en sacarlo a colación fue la periodista británica Shane Watson a través de uno de sus artículos en el periódico The Telegraph. En sus páginas acuñó este término tras observar como los hombres y las mujeres de una misma generación dejaban de preocuparse por la edad para seguir viviendo intensamente y, lo que es más importante, sin dejarse llevar por los prejuicios y los estereotipos que muchas veces marcan a las personas mayores.

La periodista pone como ejemplo aspectos tan simples y habituales como atreverse a lucir una bonita minifalda sin miedo al qué dirán, dejar tu antigua clase de pilates para mover el esqueleto en la de zumba o viajar solo a un país lejano si siempre ha sido tu sueño.

En palabras de Watson, "la midorexia es la creencia de que no solo puedes ser atractivo para siempre (algo bueno) sino que en realidad eres MÁS atractivo ahora que nunca y sería criminal no aprovechar al máximo ese hecho antes de que sea demasiado tarde". Madonna, Nicolas Cage, John Travolta, la modelo Naomi Campbell o la actriz Gwyneth Paltrow, una de las principales precursoras de la midorexia, son algunas de las personalidades que, en mayor o menor medida, forman parte de esta tendencia.

Midorexia

Una tendencia convertida en obsesión

Como hemos visto anteriormente, si adoptas los preceptos de la midorexia para aprovechar la energía de la que todavía disfrutas sin pensar en la edad, esta actitud tendrá un impacto positivo en tu autoestima y favorecerá el envejecimiento activo que tanto recomiendan los expertos. 

El problema llega cuando la midorexia se transforma en una obsesión, en un miedo irrefrenable al paso del tiempo y todo lo que ello conlleva. En este sentido, dicho comportamiento es un reflejo del malestar que nos genera nuestra propia edad y que, al mismo tiempo, actúa como una barrera para alcanzar la auténtica felicidad. A esto se unen sentimientos de estrés e inseguridad, así como una tendencia a descalificar todo aquello que está relacionado con la tercera edad, perjudicando gravemente tu calidad de vida.

Para superar esta crisis, lo primero es aceptarla y ser consciente de ella, y después estar realmente decidido a hacer algo al respecto. ¿Cuáles son los pasos que hay que cumplir a continuación?

  • Dar prioridad a las ventajas y los beneficios que nos aporta el envejeciminento. Por ejemplo, tener más tiempo para disfrutar de tu libertad, una carrera profesional bien formada y una familia o grupo de amigos muy sólidos, en los cuales debes apoyarte para que el proceso sea mucho más ameno.
  • Piensa en lo orgulloso que debes sentirte por todo aquello que has conseguido a lo largo de los años.
  • Adopta todos los beneficios que te puede aportar la midorexia más saludable, es decir, redefine tu concepto de edad y acéptate tal y como eres. Haz una lista con todo lo que siempre has querido hacer y nunca te has atrevido. ¡Es el momento!
  • Tómate esta crisis como algo pasajero, una etapa que debes superar para estar agusto contigo mismo.
0

No hay comentarios ¿Te animas?