Mayores

No solo las personas mayores se sienten solas, según un estudio sorprendente

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 16 de enero de 2020

3 minutos

El 62,6% de los españoles reconoce que ha experimentado ese sentimiento en algún momento de su vida

No solo las personas mayores se sienten solas, un estudio revela datos sorprendentes al respecto

Puede parecer una contradicción a tenor de las últimas noticias que conocemos de las personas mayores que se sienten solas y que, además, tristemente mueren en esa completa soledad. Según una encuesta realizada por DYM Market Research (@DYMinstituto) a un millar de participantes, los jóvenes se sienten más solos que los que superan los 65 años. Una situación personal donde les invade la apatía o la tristeza y que les lleva a aislarse del mundo que les rodea.

¿Quiénes se sienten más solos?

Según este estudio, que cuenta con la colaboración de Ibercaja (@ibercaja) y la Comunidad de Madrid (@ComunidadMadrid), ese sentimiento de soledad no entiende de edades. Algo que se corrobora con el hecho de que el 62,6% de los españoles reconozca que ha experimentado esa sensación en algún momento de su vida. Por lo tanto, esto no se corresponde solo con las personas de edad avanzada. 

Un dato que sobre todo se observa, según los responsables de esta investigación sociológica, entre aquellos que no sobrepasan los 25 años (en el 80% de los casos), en comparación con los que superan la sesentena y cuyo porcentaje no llega al 40%. Un perfil más joven y, sobre todo, femenino a la hora de experimentar ese sentimiento. 

Además, esas conclusiones sorprendentes no solo se quedan en la edad, sino que también hacen mención al estatus social y el nivel de estudios. Así, a más capacidad educativa o mejor posición, esa melancolía se incrementa. Sin embargo, la añoranza no es tan acusada cuando se vive en pareja o con la familia.  

No solo las personas mayores se sienten solas, un estudio revela datos sorprendentes al respecto

Parámetros aparte, esa sensación de soledad que experimentan los españoles de menor edad se debe sobre todo a una situación que se desencadena cuando se produce un fracaso a nivel personal o profesional. Esto y sentirse rechazado dentro de un grupo social son algunas de las causas por las que un treintañero se siente de esa manera.

Es entonces cuando usan Internet y las redes sociales para evadirse de la realidad que les rodea. Sin embargo, el mundo virtual acaba por convertirse en la única ocupación real de su tiempo, por delante de pasar tiempo con la familia y los amigos, practicar deporte o disfrutar del ocio. 

Una situación que nada o poco tiene que ver con la que se observa a medida que uno va cumpliendo años. Pese a lo que podamos creer, y según los resultados de esta encuesta poblacional, la soledad se relaciona con sentimientos algo más positivos. Por ejemplo, estas personas mayores aseguran que cuentan con una mayor independencia, gozan de tranquilidad y están más satisfechos con su vida. 

Unos mensajes muy saludables que se dan especialmente cuando esa vida solitaria es elegida y no impuesta por las circunstancias vitales de cada uno. Y es que es en este último caso cuando más pesa el sentimiento de tristeza.  

¿Se puede ser feliz sintiéndose solo?

La soledad guarda una inevitable relación con la felicidad. Según el informe antes mencionado, los encuestados coinciden a la hora de considerarse felices o muy felices pese a todo. Es entonces cuando uno se pregunta qué es ser feliz y de qué depende que lo consigamos o no. 

A alguno le puede parecer demasiado obvio eso de que la felicidad no está en tener la mejor casa, mucho dinero en el banco o el último coche del mercado. Depende de algo inmaterial y más simbólico, de nosotros mismos. De saber adaptar las circunstancias personales de cada uno para buscar la parte positiva

No solo las personas mayores se sienten solas, un estudio revela datos sorprendentes al respecto

¿Cómo lo logramos? Según decía el médico psiquiatra Ricardo Capponi, la felicidad es la suma de "cómo uno vive el presente, el pasado y el futuro". Un pensamiento donde entra, inevitablemente la tristeza, por ejemplo, la que lleva aparejada ese sentimiento de soledad. Sin embargo, a juicio de este experto, lo sabio es convertir esa apatía en felicidad y para ello lo primero que debemos desterrar es esa visión de que la vida es siempre idílica. Cuanto antes vivamos acorde con las expectativas y sepamos manejar las frustraciones, más felices seremos. 

Un buen hábito que puede incluirse dentro de este decálogo para ser feliz

  • Tener un objetivo o una meta en mente, por muy pequeño que sea. Puede ser aprender un idioma, estudiar algún curos o mejorar la paciencia si no es uno de nuestros puntos fuertes. Algo que nos aportará una satisfacción personal y conseguirá que crezcamos como persona. Eso sí, deben ser objetivos realistas o que se puedan cumplir con facilidad. 
  • Mostrarnos como somos en realidad, no como los demás esperan que seamos. A la larga, comportarse para buscar la aprobación de otros puede llevar a una decepción o frustración. 
  • No dejar de viajar si nada lo impide. Según un estudio de la Universidad de Breda (@bredauas), en Holanda, las personas que lo hacen de forma frecuente son más felices.
  • Pasar más tiempo con familiares y amigos. Si no existe ese círculo afectivo, siempre se pueden hacer nuevas amistades que mejorarán el estado de ánimo. 
  • Practicar ejercicio es otra de las claves que resulta muy beneficiosa en este sentido. Y es que mantenerse activo hace que uno se sienta mejor, que aumenten los niveles de energía y se reduzca el estrés.
0

No hay comentarios ¿Te animas?