Medicina general

Los tipos de cáncer menos conocidos de los más de 200 que pueden diagnosticarse

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Domingo 9 de junio de 2019

2 minutos

El tratamiento de la enfermedad y su evolución es diferente en cada caso

Tipos de cáncer menos conocidos

Así lo asegura la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) que recuerda que cáncer es un término muy amplio, que agrupa patologías muy diversas, pero que tienen algo en común: una alteración en el proceso natural de división celular.

A lo largo de la vida, nuestras células se dividen periódicamente para renovar y mantener sanos tejidos y órganos, pero, en ocasiones, los mecanismos de control que hacen posible este proceso se ven alterados y la división natural se produce de forman incontrolada. Cuando esto ocurre, las células dañadas pueden generar un nódulo o un tumor. Si esas células tumorales no tienen la capacidad de invadir otros órganos o tejidos, se habla de tumor benigno, pero si sufren nuevas alteraciones, continúan su división (metástasis) y afectan a otros puntos del organismo, entonces estamos ante un tumor maligno, un cáncer.

Ovario, tiroides, tejidos blandos… el cáncer menos conocido

Teniendo en cuenta que existen más de 200 tipos de cáncer, es normal que algunos resulten poco frecuentes o simplemente sean menos nombrados, lo que no implica que no se den. Un cáncer específico: colon, pulmón, hígado, riñón… hace referencia al órgano donde se encuentra el tumor, pero hay que recordar que las células malignas pueden verse alteradas, dividirse y trasladarse a cualquier lugar del organismo. De hecho, como señala la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) pueden darse casos en los que resulta difícil señalara cuál es el órgano de origen de esas células malignas.

A veces, algún caso concreto, que despierta el interés general y mediático por afectar a una persona famosa o conocida, sirve para recordarnos que existen cánceres de los que sabemos muy poco, pero, aunque no nos suenen demasiado, también “acechan”.

El cáncer de mama es uno de los más frecuentes entre la población femenina, pero hay otros cuya incidencia también es destacable. Es el caso del cáncer de ovario, el sexto más común entre las mujeres. Difícil de detectar, porque algunos de sus síntomas como: hinchazón abdominal, dolor pélvico, dificultad para comer, estreñimiento o diarrea, pueden confundirse con los de otras enfermedades, supone entre el 4% y el 5% de los tumores femeninos.

El cáncer de tiroides es otro de los menos habituales y conocidos. Se produce cuando alguno de los dos tipos de células que forman la glándula tiroidea sufre alteraciones no contraladas. Cuando esto ocurre, pueden formarse nódulos o tumores, aunque, por fortuna, en el 95% de los casos, son benignos.

Entre los más “extraños” destacan también los Sarcomas de Partes Blandas (SPB), tumores malignos que se originan en el tejido conectivo y, como su nombre indica, se localizan en las partes blandas del organismo como el tejido graso, muscular o nervioso

También puede darse el caso contrario, es decir, que las células enfermas ataquen a la estructura ósea. Es el llamado cáncer de huesos u osteosarcoma, que suele presentarse en el tejido óseo cercano a la articulación de la rodilla (fémur y tibia) y también a la del hombro (húmero).

0

No hay comentarios ¿Te animas?