Medicina general

Los peligros de la hipoglucemia ¿qué hacer ante una brusca bajada de glucosa en sangre?

Mariola Báez

Miércoles 18 de marzo de 2020

2 minutos

Actuar con rapidez es fundamental para evitar el coma hipoglucémico

Hipoglucemia (Bigstock)

La enfermedad de la diabetes implica la necesidad de tener controlado en todo momento el nivel de glucosa (glicemia) presente en el torrente sanguíneo. El organismo de la persona que la padece no puede mantener los índices en sus niveles correctos y necesita el correspondiente tratamiento, basado en la insulina, para conseguir que el azúcar no se eleve en exceso. Pero, por circunstancias diversas, a veces ocurre lo contrario, es decir, ese nivel de glucosa desciende hasta límites peligrosos, provocando una serie de síntomas ante los que hay que actuar inmediatamente.

La Fundación para la Diabetes (FED) señala que, cuando el nivel de glucemia está en entorno a los 55 mg/dl, quiere decir que la glucosa disponible es insuficiente para que el organismo pueda realizar sus funciones vitales con normalidad. Ese episodio, que conocemos como bajada de azúcar, es la hipoglucemia.

¿Por qué se produce esta situación y cómo hay que actuar frente a ella?

La hipoglucemia puede tener su origen en varias causas. Las más comunes suelen ser:

  • Haber puesto una dosis elevada de insulina que ha hecho que la glicemia baje más de lo debido
  • Llevar demasiado tiempo sin ingerir alimentos (saltarse una comida)
  • Haber hecho excesivo ejercicio sin las debidas precauciones alimenticias
  • Tener alguna dolencia estomacal que haya provocado vómitos y por tanto, el estómago esté “vacío".

Cuando la hipoglucemia comienza a hacerse evidente, el cuerpo avisa con síntomas claros que hay que atender sin demora. Repentina sensación de hambre, palidez, ansiedad, temblor o palpitaciones son algunos de los que señala la Sociedad Española de Diabetes (SED), aunque hay que entender que cada persona puede tener unos u otros síntomas, que debe saber reconocer para tomar medidas que corrijan la situación lo antes posible.

La hipoglucemia indica que nuestro organismo requiere energía de forma inmediata para poder seguir funcionando con normalidad. Esa energía la obtenemos de los alimentos, en especial de los hidratos de carbono. En estos casos, se necesitan carbohidratos simples, de rápida absorción para que los azúcares ingeridos lleguen en cuestión de minutos al torrente sanguíneo.

Si no se actúa con celeridad, los síntomas se irán agravando. Mareos, visión borrosa, alteración de la conducta, adormecimiento, convulsiones y pérdida de conciencia en caso de llegar al coma hipoglucémico.

No es complicado

Por suerte, conseguir que el organismo recupere el nivel de glucosa que necesita es sencillo. Algunos alimentos que se pueden tomar en estos casos son: dos terrones de azúcar (15 gr.), un zumo de frutas o una bebida de cola (no light), un vaso de leche desnatada. Además, pasados unos minutos tras la recuperación, unas galletas o barritas de cereales también son recomendables. En los casos más graves, con pérdida de consciencia, la persona afectada necesitará recibir una inyección de glucagón, para elevar con imediatez el nivel de glucosa, además de la imprescindible atención médica.

0

No hay comentarios ¿Te animas?