Medicina general

Resistencia a los antibióticos, un grave problema de salud que afecta a los mayores

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Viernes 20 de diciembre de 2019

3 minutos

Unas 3.000 personas mueren cada año en España por infecciones hospitalarias causadas por bacterias

Resistencia a los antibióticos

Es la cifra que maneja el Ministerio de Sanidad (@sanidadgob) y que da la razón a la Organización Mundial de la Salud (OMS_es), que considera la resistencia a los antibióticos como una de las mayores amenazas actuales para la salud mundial, la seguridad alimentaria y el desarrollo.

El uso de los antibióticos ha supuesto uno de los grandes avances de la medicina, con fármacos efectivos ante graves enfermedades de origen bacteriano que, antes del descubrimiento de la penicilina, resultaban mortales en la mayoría de los casos. Los avances científicos han ido logrando medicamentos cada vez más eficaces, pero su uso inadecuado o abusivo ha hecho que las bacterias que se quieren combatir se hayan vuelto resistentes, de manera que lo que antes detenía una infección, ahora no lo consigue.

Como explican los expertos, estos microorganismos son capaces de mutar, es decir, transformarse para lograr salir indemnes de la acción antibiótica.

¿Cuál es la situación actual?

La OMS alerta que la resistencia a los antibióticos está haciendo que el número de casos de enfermedades infecciosas, como la neumonía, la tuberculosis o la salmonelosis, aumente. Por otra parte, el tratamiento de esas dolencias resulta cada vez más complejo, algo que se traduce en un mayor coste sanitario y a un incremento en el tiempo necesario de estancias hospitalarias. Los índices de mortalidad, también han aumentado.

Según los últimos datos publicados por la Comisión Europea y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (@ECDC_EU), en 2015 las bacterias resistentes fueron responsables de 33.000 fallecimientos en Europa.

Resistencia a los antibióticos

Ante esta situación, los gobiernos de los distintos países han tomado medidas para intentar solucionar este problema sanitario. En el caso de España, ya se están aplicando las medidas incluidas en el Plan Nacional Frente a la Resistencia a los Antibióticos 2019-2021 (@PRANgob), que determina actuaciones concretas en distintos ámbitos, tanto de la salud humana como de la animal.

Con el anterior PRAN (2015-2018), el consumo total de antibióticos en España, referido a las personas, se redujo en un 7,2%. Con el actual, se espera mantener esa tendencia decreciente, ya que nuestro país sigue siendo uno de los que más antibióticos consume de toda la Unión Europea.

El objetivo es reducir la administración y el consumo de antibióticos tanto en la atención extra hospitalaria como hospitalaria. Entre las medidas y propuestas para conseguirlo destacan:

  • Mayor información y sensibilización a la población sobre la necesidad del uso correcto de los antibióticos, con campañas dirigidas a profesionales sanitarios, cuidadores de niños y personas mayores, profesionales del sector ganadero/agrícola, consumidor final…
  • Revisión de los envases y formatos de los antibióticos más utilizados, para que se adapten a las necesidades de los distintos tratamientos y no sobren.
  • Fomento de la prescripción diferida de antibióticos, para que se recurra a ellos solo cuando son necesarios.
  • Creación de programas de optimización de los antibióticos.

¿Cómo incide esta resistencia en las personas mayores?

Hay que aclarar que la resistencia la presenta el microorganismo, no la persona que sufre su ataque, por lo que es un problema sanitario que puede afectar a niños o adultos de cualquier edad. Aún así, teniendo en cuenta que muchas de las enfermedades de origen bacteriano, como la neumonía o la bronquitis, tienen especial prevalencia en la población mayor, es importante evitar que la resistencia a los antibióticos se dé en su caso.

Expertos de la Asociación de Microbiología y Salud (AMYS) recuerdan, además, que son muchos los casos en los que una persona mayor presenta fragilidad, una situación que incrementa el riesgo de sufrir infecciones. De ahí la importancia de prevenirla.

No solo en el ámbito hospitalario la multi resistencia de las bacterias a los antibióticos es un serio problema, también puede serlo en los centros residenciales de personas mayores, donde se estima que un 70% de los residentes recibem algún tratamiento antibiótico al año.

resistencia antibióticos

¿Qué medidas se pueden adoptar en el día a día?

Médicos y organismos oficiales recuerdan que hay una serie de prácticas que pueden contribuir a que los antibióticos sigan cumpliendo su valiosa función y resulten eficaces. Son medidas que cualquier persona mayor puede cumplir, colaborando así a frenar este problema de tan serias consecuencias para la salud. Entre las más importantes destacan:

  • Toma antibióticos solo cuando te los recete el médico. Es fundamental completar el tratamiento, pero si te sobran, no los guardes ni los compartas con nadie. No te automediques.
  • Recuerda que tomarlos cuando no son necesarios supone un riesgo. No olvides que no quitan el dolor ni la fiebre, y tampoco valen para la gripe.
  • No des antibióticos a tu mascota. Debe ser el veterinario quien los recete si lo considera oportuno.
  • Ten en cuenta que muchas infecciones se pueden evitar extremando la higiene, con un gesto tan sencillo como lavarse y secarse bien las manos, con la frecuencia necesaria. Especialmente si has estado en contacto con una persona enferma.
  • No olvides la importancia de la vacunación como medida preventiva frente a múltiples enfermedades.
0

No hay comentarios ¿Te animas?