Medicina preventiva

Ejercicios para aliviar los efectos de la vista cansada

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Domingo 8 de septiembre de 2019

2 minutos

La vista cansada es un problema de salud que está vinculado al proceso natural de envejecimiento

Ejercicios para aliviar los efectos de la vista cansada

Aunque muchas personas se alarmen por sus efectos, lo cierto es que la vista cansada es un problema visual que aparece con el proceso natural de envejecimiento, es decir, no se trata de una enfermedad que revista gravedad ni requiera un tratamiendo médico específico. Al igual que la aparición de las canas y las arrugas, la pérdida de densidad ósea o la disminución de la capacidad inmunitaria, el cuerpo hurmano también experimenta un deterioro de los sentidos, entre ellos la vista.

¿El motivo? La capa que recubre el cristalino es cada vez más gruesa, afectando a su elasticidad y, por lo tanto, al ajuste del enfoque, un proceso conocido como acomodación del ojo y que nos permite ver con nitidez a una distancia más cercana. Por eso a las personas mayores les cuesta más leer de cerca, conducir, coser o ver la pantalla del móvil, lo que a su vez puede provocar cierta frustración en el individuo, fatiga ocular o dolor de cabeza.

Bajo esta premisa, la única solución es recurrir al uso de lentes especiales, una operación de presbicia o la implantación de lentillas intraoculares, por ejemplo. Sin embargo, también es posible realizar ciertos ejercicios en casa para aliviar sus efectos y mejorar la visión en la medida de lo posible. ¡Toma nota!

Ejercicios para aliviar los efectos de la vista cansada

Ejercicio 1

Uno de los ejercicios más sencillos es hacer círculos con la vista. Conseguirás que los músculos del ojo trabajen a pleno rendimiento y así luzcan más fortalecidos. Eso sí, intenta que los movimientos sean lo más amplios posible y cambia de sentido cada dos o tres repeticiones.

Ejercicio 2

También puedes ejercitar el enfoque que ha sido dañado con la vista casada. Solo tienes que centrar la mirada en un objeto lejano y, acto seguido, hacer lo mismo con uno cercano. Intercala ambos puntos cada pocos segundos para que sea más efectivo.

Ejercicio 3

Con el objetivo de relajar la vista cansada y desestresar nuestros ojos, algunos expertos recomiendan tapar esta zona del rostro con las palmas de las manos ligeramente ahuecadas. Intenta no presionar los ojos y apoya los codos sobre una mesa para estar más cómodo. Mantén esta postura, con los ojos cerrados y en oscuridad, alrededor de diez minutos.

Ejercicio 4

¿Sabes ponerte bizco? Si es así, estás de suerte porque este simple gesto sirve para trabajar los músculos oblícuos del ojo. Como bien sabrás, debes mirar la punta de la nariz durante un máximo de 10 segundos para combatir los efectos de la vista cansada.

Ejercicio 5

El último ejercicio es más bien un masaje, que debe comenzar con pequeños y ligeros círculos sobre las cuencas de los ojos. A continuación, debes subir hacia la parte externa de la ceja, para después terminar al principio de la misma. Para que sea mucho más relajante, puedes hacer el masaje con unas gotas de aceite esencial.

0

No hay comentarios ¿Te animas?