Medicina preventiva

¿Cuáles son las principales causas del hormigueo en las manos?

Carlos Zapatero

Martes 5 de marzo de 2019

2 minutos

Conoce cuáles son las principales causas que nos hacen experimentar esta sensación

¿Causas del hormigueo en las manos? (Bigstock )

Es una sensación más que desagradable. El hormigueo en las manos puede deberse a multitud de factores, siendo el que está relacionado con la compresión de algún nervio el más común. ¿Quieres conocer por qué se produce?

Síndrome del Túnel Carpiano

El Síndrome del Túnel Carpiano, que también influye en la posición de nuestros dedos, es una de las causas más comunes cuando hablamos de la sensación del hormigueo constante en nuestras manos, como recoge la Asociación Española de Fisioterapia

Posición incorrecta de nuestro cuerpo

Seguro que en más de una ocasión te ha ocurrido. Te despiertas en mitad de la noche sin apenas sentir la mano y no sabes a qué se debe. Lo más habitual cuando experimentamos esa sensación es porque hemos dormido en una mala posición o porque hemos estado mucho tiempo con la mano en una situación que no permitía una correcta circulación de la sangre en nuestras extremidades. 

¿Causas del hormigueo en las manos? (big stock)

Diabetes

La diabetes es otra de las causas más comunes cuando notamos cómo nuestras manos comienzan a experimentar con frecuencia un hormigueo, como afirma la American Diabetes Association.  

Entre las características de la diabetes se encuentra que impide la correcta circulación de la sangre, por lo que, entre sus muchas otras consecuencias, podemos notar cómo nuestro cuerpo comienza a tener importantes problemas para el correcto funcionamiento del sistema circulatorio, traduciéndose en hormigueos constantes y pérdidas de sensibilidad. 

Ansiedad

Cuando pasamos por una época de nervios o por una serie de situaciones que nos obligan a mantener y maximizar la tensión de nuestro cuerpo, la aparición de la ansiedad y los ataques de pánico pueden comenzar a manifestarse a través del hormigueo en nuestras extremidades, según podemos ver en la información recogida por la Clínica Mayo.

En estos momentos de estrés, controlar nuestra respiración y tranquilizarnos es la mejor manera de conseguir que el hormigueo constante de nuestras manos comience a desaparecer. 

Consumo de alcohol

Uno de los efectos más temidos del alcohol, las conocidas resacas, pueden tener como consecuencia un aumento de nuestra presión arterial y de nerviosismo, con unos efectos a corto plazo, similares a los de la ansiedad. El excesivo consumo de alcohol también puede traducirse, cuando ya han pasado unas horas, en el dolor de nuestra musculatura, además de en un hormigueo en nuestros músculos y extremidades.

0

No hay comentarios ¿Te animas?