Medicina preventiva

¿Por qué aparecen los callos? Aprende a prevenirlos

Noelia Hontoria

Foto: Bigstock

Martes 21 de enero de 2020

2 minutos

Los callos aparecen por una fricción repetitiva en los pies o las manos, pero no son peligrosos

Métodos seguros para retirar la piel muerta de los pies

Los callos son mucho más frecuentes de lo que pensamos. Son basicamente capas de piel que van engrosándose como consecuencia de la presión y sobre todo la fricción constante de un área o punto en concreto. Suelen ser más comunes en los pies, aunque también es frecuente ver callos en las manos, especialmente entre personas que han trabajado toda su vida con ellas (jardineros, artesanos, carpinteros…). En el caso de los pies, aparecen por el roce de un calzado inadecuado o por forzar demasiado la zona.

Cómo prevenir los callos

Lo primero, hay que tener en cuenta que los callos no son graves. El interés en prevenirlos pasa simplemente por un factor estético, aunque según la ubicación pueden llegar a ser molestos e incluso dolorosos una vez han aparecido.

Lo único que tenemos que hacer para prevenir los callos es evitar la fricción repetitiva en una zona concreta. En el caso de los pies, cambiar el calzado y el calcetín con frecuencia es clave para evitar que el roce se produzca siempre en el mismo sitio, así como hacer los descansos oportunos. También se pueden utilizar parches si sabes que tienes una zona más propensa a sufrir estas callosidades.

En el caso de los callos en las manos, la solución para prevenirlos pasa por utilizar guantes.

¿Por qué aparecen los callos? Aprende a prevenirlos 2

¿Se puede complicar una callosidad?

Aunque, como hemos dicho, a priori no es una patología grave y no va más allá de la incomodidad, el dolor puntual o el factor estético, un callo puede contraer una infección o convertirse en úlcera, por lo que, en este caso, debemos acudir a un médico para que valore la posibilidad de extirpar el tejido. Es muy raro que esto ocurra, aunque los grupos de riesgo más propensos a ello son las personas diabéticas.

En el resto de los casos, desde el Colegio Profesional de Podología de la Comunidad de Madrid (@Copomadrid) indican la necesidad de acudir a un podólogo es la solución si queremos tratar los callos y sobre todo recibir pautas para evitar que vuelvan a aparecer, en la misma zona o en otra diferente.

Como ves, los callos no son el reflejo de una enfermedad o cualquier otro tema relacionado, si no que están más ligados a unos hábitos incorrectos que debemos evitar si queremos mantener nuestros pies y nuestras manos totalmente saludables y sin ningún tipo de dolencia.

0

No hay comentarios ¿Te animas?