Practicopedia

¿Quieres acabar con los callos de los pies? Recurre a estos remedios

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Martes 28 de mayo de 2019

2 minutos

Usar crema hidratante, llevar calzado adecuado o evitar la humedad puede ayudarte a prevenirlos

Remedios para acabar con los callos de los pies

Aunque carecen de gravedad alguna, los callos en los pies son un problema estético que afecta a un gran número de personas y que surge por la fricción o la presión reiterada en alguna zona del mismo. Es muy fácil reconocerlos, pues se trata de una capa más gruesa y elevada de lo habitual y que luce un color amarillento diferente al del resto de la piel.

Entre las causas que provocan esta afección destacan, por ejemplo, usar zapatos sin calcetines, caminar descalzo con asiduidad o practicar deporte sin el calzado adecuado. Afortunadamente, son muchos los remedios a los que puedes acudir para combatir lo callos en los pies. ¿Cuáles son los más efectivos?

Piedra pómez

Este es quizás el método más recurrente y práctico de cuantos tienen el poder de acabar con los callos. Su función es la de rasparlos y retirar la piel muerta y seca que deteriora la zona afectada. Solo tienes que sumergir los pies en agua durante 10 minutos, aproximadamente, frotar suavemente la callosidad durante otros 5 minutos y volver a enjuagar los pies para que queden limpios y relucientes.

Ajo y limón

Este remedio natural tiene también la capacidad de eliminar las células muertas que se han acumulado alrededor del callo y ablandar la dureza para facilitar su eliminación. Eso sí, para elaborar este ungüento necesitas otro ingrediente: manzanilla seca. Esta debe ir mezclada con un diente de ajo machacado y el zumo de un limón. El conjunto resultante será el que después deberás aplicar sobre el callo y dejar que repose durante 20 minutos antes de retirarlo con agua tibia.

Piedra pómez

Bicarbonato de sodio

Como ya hemos visto en más de una ocasión, el bicarbonato de sodio es una sustancia multiusos que nos salva de más de un apuro. Los callos son uno de ellos, pues mezclado con agua tibia se crea una pasta que debes dejar actuar durante 20 minutos. Después, al retirar dicho mejunje, comprobarás que la capa superficial de la piel ha desaparecido, facilitando el raspado y posterior eliminación del callo.

Vinagre blanco

En este caso, los ácidos del vinagre son los responsables de suavizar la piel dura que tanto caracteriza a esta reacción. Además, reduce el riesgo de infección debido a sus propiedades antibacterianas y antifúngicas. Lo mejor es recurrir a este remedio antes de ir a dormir para que haga efecto durante la noche. Basta con mezclar una parte de vinagre blanco con tres partes de agua, frotar el compuesto directamente sobre los callos y cubrir el pie con una venda. Tras actuar durante toda la noche, retira la piel muerta con ayuda de una lima o piedra pómez y lava e hidrata concienzudamente la zona afectada.

0

No hay comentarios ¿Te animas?