Medicina preventiva

Consejos para evitar infecciones respiratorias víricas como el coronavirus

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Lunes 6 de abril de 2020

3 minutos

Diversos organismos y sociedades científicas han lanzado una serie de recomendaciones básicas

Consejos para evitar infecciones respiratorias víricas como el coronavirus

El interés por las infecciones respiratorias víricas ha adquirido otra dimensión desde la aparición del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad Covid-19. Su rápida expansión por todo el mundo ha llevado a que desde diversos organismos y sociedades científicas se lancen una serie de recomendaciones respecto a este tipo de patologías víricas. La Sociedad Española de Medicina de Familia y Farmacia Comunitaria (Semfyc), y en concreto a través de los Grupos de Trabajo en Enfermedades Infecciosas y de Seguridad del Paciente, ha elaborado una serie de infografías en donde se establecen recomendaciones para prevenir infecciones respiratorias víricas, dentro y fuera de los centros sanitarios.

No a los antibióticos

Estas recomendaciones están dirigidas a la población general, por lo que pueden sufrir alguna variación según el nivel de riesgo, que varía si se está dentro o fuera de un centro sanitario. Matizan por ejemplo que en el caso de la higiene de manos, se pueden usar tanto agua y jabón como preparados de base alcohólica en ambas situaciones. A pesar de ello, normalmente los centros sanitarios suelen decantarse por las soluciones o geles hidroalcohólicos, mientras que la población general que no tiene vínculo con estos entornos, recurre normalmente al agua y el jabón, y que es una opción totalmente válida.

Se sabe que con la llegada del frío así como en los equinoccios, prolifera la aparición de determinados virus que suelen ser más nocivos en aquellas personas con el sistema inmune más débil, como es el caso de las personas mayores. Por ello, en líneas generales cuando nos encontramos en estas épocas del año es recomendable adoptar una serie de medidas que nos ayuden a prevenir las infecciones que desencadenan estos patógenos.

Claves para prevenir la aparición de infecciones respiratorias en personas mayores

Las manos

Los primero que nos recuerdan desde la Semfyc, es que este tipo de patologías provocadas por virus no se tratan con antibióticos. Si además los tomamos de forma indiscriminada, estaremos aumentando nuestra resistencia microbiana y el del resto de la población. Es por ello, que una vez hayamos concluido un tratamiento con ellos para abordar otro trastorno, lo mejor es no almacenarlos. Al terminar la pauta indicada lo mejor es que te acerques a tu farmacia y deposites el fármaco en el punto Sigre que tenga habilitado para su reciclaje. Estos medicamentos no se pueden tomar sin prescripción médica y no se deben solicitar a la farmacia.

Es el momento de revisar tu botiquín y ver si tienes los elementos adecuados para afrontar este tipo de infecciones. Sabemos que el lavado de manos es clave para prevenir la propagación de ciertos tipos de virus. En concreto, los de la gripe, el Sincitial o los virus catarrales se transmiten por medio de las gotas que se expulsan al aire por la boca o la nariz al toser, estornudar y hablar, por medio de la saliva o la mucosidad de la persona infectada. Y además a través de las superficies contaminadas o por las manos de estos enfermos.

Para lavarse bien las manos hay que estar al menos unos 20 segundos bajo el agua y el jabón. Este hábito hay que mantenerlo siempre después de ir al baño, antes de comer, tras sonarse la nariz, y después de un contacto directo con personas enfermas o su entorno. Al mismo tiempo debemos limpiar con frecuencia las superficies que más empleemos en casa o la oficina, recuerdan desde la Sociedad Española de Inmunología (SEI @SEinmunologia).

Lavarse las manos para no pillar la gripe

Taparse la boca

Respecto al uso de mascarillas, son también muy claros. Los experto de la Semfyc, recomiendan recurrir a ellas si se tienen los síntomas de una infección respiratoria, es decir, los que hemos mencionado: tos, estornudos, dolor de garganta, etcétera. Hay que cubrirse la boca con ella al estar delante de otras personas, sobre todo si son vulnerables como otros mayores, los niños, las embarazadas, inmunodeprimidos o quienes padecen alguna enfermedad crónica. Lo mismo se debe hacer si vamos a acudir a un centro de salud. En el caso de que no dispongas de ella, has de mantener un metro de distancia como mínimo en las zonas que son comunes.

Hay otras maneras de taparse la boca cuando tengamos manifestaciones de una infección. Podemos emplear pañuelos desechables, nunca los clásicos de tela ya que se convierten en un foco de los virus. Cuando estornudas o tosas has de cubrirte completamente la nariz y la boca con ellos. Y nada más utilizarlos tienes que tirarlos en una papelera o la basura, y no reutilizarlos nunca. A continuación has de lavarte las manos con agua y jabón o con una solución hidroalcohólica. En el caso de no disponer de pañuelos desechables tendremos que taparnos con la manga o con el interior del codo. En la medida de lo posible hay que intentar evitar el uso de las manos.

Cuando presentamos síntomas de una enfermedad infecciosa lo mejor es quedarse en casa durante unos días para impedir la transmisión a otras personas. Si podemos además evitar las aglomeraciones o lugares que impliquen un contacto excesivo con otras personas, además de los viajes innecesarios, también contribuiremos a que se produzca esta propagación.

0

No hay comentarios ¿Te animas?