Salud

La OMS, qué es y por qué es necesaria

Ignacio Casanueva

Viernes 29 de mayo de 2020

2 minutos

La OMS, qué es y por qué es necesaria

A lo largo de la historia, cada vez que ha habido un acontecimiento importante que ha sacudido a los estados, ha surgido una respuesta, en la mayoría de los casos común, para estar prevenido en caso de que esta se repitiese. Un claro ejemplo lo tenemos en la OMS, la Organización Mundial de la Salud.

La OMS nació en 1948 en una ola de cooperación internacional que se produjo pasada la segunda guerra mundial. En este mismo periodo vimos como se crearon también otras organizaciones como la Unesco y la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura).

El objetivo de su creación fue el de incrementar los niveles de salud en todo el mundo y ayudar a los países en situaciones de emergencia. Actualmente está compuesto por unos 7.000 profesionales, una cifra que casi duplica a la de muchos hospitales que tenemos.

Esta cifra de profesionales, y el trabajo a una escala global, también se traslada en su presupuesto, que con 4.800 millones de dorales está sufragado por contribuciones de los Estados miembros y de donaciones filantrópicas. Tanto dinero es causa a veces de críticas por no utilizar los recursos de forma eficiente, y en otras el nivel de burocracia que puede impedir en ocasiones una respuesta rápida.

La OMS avisa: "Debe aislarse a los recuperados 15 días, pueden contagiar el coronavirus"

 

Es el caso de esta pandemia, la causada por el COVID-19, que ha habido dirigentes políticos o estados que les han acusado de no haber tenido una buena respuesta. La razón, de ser el caso, es que su acción depende de los datos y las políticas de los estados que la componen y que son muy celosos de su soberanía.

La OMS es un reflejo de la sociedad en la que vivimos. Miles de personas interconectadas al estar expuestas a los mismos riesgos y necesidades sanitarias. A su vez, hemos visto que los medicamentos o el material sanitario pueden estar producidos a miles de kilómetros de donde se necesitan dificultando su acceso.

Por lo tanto, necesitamos disponer de un sistema global de alerta y de recogida de datos de salud y de propuestas, haciendo reformas para que esta organización esté actualizada y en relación fluida con los estados. Lo que parece muy probable es que la solución no es acabar con ella.

Si pensamos en que cada habitante de este planeta tiene los mismos derechos, en tema sanitario sobre todo, es lógico pensar que debe haber una organización con capacidad de reacción para que ninguna persona quede desamparada ante una pandemia como la que hoy nos azota.

0

No hay comentarios ¿Te animas?