Salud

El oxímetro, una buena alerta para detectar la hipoxia silenciosa

Rosa Roch

Foto: BigStock

Sábado 20 de febrero de 2021

3 minutos

El dispositivo médico que has de tener en casa en tiempos de coronavirus se llama oxímetro

Cómo diferenciar los síntomas de la gripe, el catarro y la Covid-19
Rosa Roch

Foto: BigStock

Sábado 20 de febrero de 2021

3 minutos

Una de las enfermedades que puede provocar la Covid-19 es una neumonía bilateral, enfermedad que afecta a los pulmones, pero que en este caso cursa sin provocar problemas respiratorios hasta que ya es demasiado tarde. Esta neumonía provoca lo que los expertos llaman hipoxia silenciosa porque afecta al organismo sin que el individuo sienta la falta de oxígeno, la sensación de ahogo no aparece hasta que la que enfermedad está avanzada.

Durante todo este tiempo de pandemia en el que se ha atendido a miles de personas contagiadas de por el coronavirus, se han ido recabando datos sobre los síntomas que presentaban los pacientes que han servido, y sirven, para poder investigar y aplicar el mejor tratamiento en cada nuevo caso. Es en este sentido que los médicos vieron que la neumonía que presentaban los enfermos más críticos no se estaba detectando con tiempo suficiente para poder aplicar un tratamiento efectivo, lo que provocaba que acabaran conectados a respiradores artificiales para mantenerlos con vida, unas medidas necesarias, pero, a la vez, agresivas para el cuerpo pues, entre otras cosas requieren de sedación e intubación.

Cómo diferenciar los síntomas de la gripe, el catarro y la Covid-19

 

Partiendo de este punto, los médicos pudieron observar que muchos pacientes que presentaban un cuadro de neumonía bilateral no habían referido problemas respiratorios, a pesar de que sus radiografías de tórax mostraran una neumonía y los niveles de oxígeno estaban por debajo de lo que se considera normal.

La neumonía es una infección provocada por diversos microorganismos, bacterias, virus u hongos que afecta a los pulmones, en concreto produce una inflamación de los alvéolos que se llenan de pus o líquido, lo que provoca tos con flema, fiebre, escalofríos, dificultad para respirar y dolor, entre otros síntomas. En el caso de la neumonía que se presenta por la infección del virus SARS-CoV-2, en su fase inicial, la primera semana de contagio, los pacientes no sienten esta dificultad para respirar a pesar de que los niveles de oxígeno bajan, se produce una hipoxia silenciosa. Este bajo nivel de oxígeno lo compensan respirando más rápidamente y de manera profunda, actos totalmente inconscientes que aumentan aún más la inflamación y el colapso de más alvéolos. Para cuando el paciente acusa dificultad para respirar los niveles ya son extremadamente bajos y la neumonía ha pasado a una fase moderada o grave.

Qué es el oxímetro

Por esta razón y teniendo en cuenta que los síntomas pueden tardar en aparecer, tener un oxímetro en casa, al igual que se puede tener un termómetro, puede ser de utilidad, más aún teniendo en cuenta que, si bien ya se ha doblegado la curva de la tercera ola de la pandemia, la presión hospitalaria es alta y el porcentaje de contagios de la cepa británica supera ya en algunas comunicadas el 30% y va en aumento.

El oxímetro es un dispositivo médico llamado también pulsioxímetro, que mide la saturación de oxígeno en la sangre de manera indirecta, es decir, sin necesidad de tomar una muestra de sangre. Este aparato, que no mide más de 10 centímetro aproximadamente, se adapta al dedo, como si fuera un capuchón, se enciende con un pequeño botón y en unos segundos muestra la saturación de oxígeno y la frecuencia del pulso en una pantalla, detectando de manera precoz los problemas de oxigenación causados por el Covid-19 u otras enfermedades y la frecuencia cardíaca elevada. Se vende en farmacias y su precio oscila los 30 euros.