Salud

Por qué se rompen las uñas

Olga Selma

Foto: Bigstock

Martes 3 de noviembre de 2020

1 minuto

La uña crece aproximadamente 0,1mm al día, renovándose totalmente en un periodo de 3 a 6 meses

Por qué se rompen las uñas
Olga Selma

Foto: Bigstock

Martes 3 de noviembre de 2020

1 minuto

Las uñas, como el pelo, están formadas por capas de queratina, una proteína fibrosa que puede volverse frágil debido al estrés físico o químico diario. En este caso, se forman estrías a lo ancho o a lo largo de las uñas y éstas se vuelves quebradizas, lo que facilita su rotura, flexión o partición. 

Las causas comunes por las que las uñas se rompen son:

-Humedad: la exposición prolongada al agua o la humedad puede hacer que la piel alrededor de la uña se ablande. La sobreexposición a la humedad puede ser al lavar los platos, o cuando lava las manos.

-Lesiones: una lesión puede ser una causa probable de una uña partida. Aplastarse la punta o la base de la uña puede hacer que crezca dividida. Las lesiones y el debilitamiento también pueden ocurrir con las uñas postizas.

-Infecciones: las infecciones por hongos y bacterias pueden cambiar la textura de las uñas, lo que resulta en uñas debilitadas y partidas.

-Psoriasis: la psoriasis puede afectar tanto a la piel como a las uñas. Se estima que hasta un 78% de las personas con psoriasis experimentan problemas en las uñas en algún momento.

-Enfermedades: ciertas enfermedades pueden hacer que la salud de las uñas se deteriore, como son los problemas de tiroides, del hígado, o cánceres de piel.

-Carencias nutricionales: cuando hay carencia de hierro los glóbulos rojos no pueden hacer su función correctamente por lo que no llegan suficientes nutrientes a las uñas. Igualmente, una falta de vitamina A, C, D, ácido fólico, o vitaminas del grupo B como la biotina y la B12 provocan fragilidad en las uñas, por mala formación de la queratina e hidratación de la misma.

-Esmalte: el esmalte de uñas y el quitaesmalte pueden contener productos químicos fuertes que si los usamos habitualmente pueden debilitar y secar nuestras uñas. 

-Extrema sequedad: sobre todo en invierno debido al frío, calefacciones y la mayor sequedad ambiental. Igualmente, el polvo puede provocar sequedad extrema, así como el contacto con detergentes y productos químicos de limpieza del hogar.

Cuidados para las uñas

Cuidados extra

A medida que envejecemos, las uñas se vuelven más delgadas y es más probable que se agrieten. Esto es más común en mujeres mayores de 60 años, pero también puede afectar a los hombres. En este caso debemos cuidar mejor de ellas siguiendo unas rutinas diarias:

-Antes de acostarnos, podemos aplicar una crema de urea o aceite mineral en las uñas y cutículas.

-Limemos con cuidado los bordes irregulares para que no produzcan más grietas.

-Evitemos los productos para uñas que contengan tolueno y formaldehído, dos productos químicos  especialmente agresivos. 

-Ahora que nos lavamos las manos con más frecuencia, es mejor usar jabones suaves y después de secarnos bien las manos para quitar la humendad, podemos aplicar una crema hidratante.

-Insistamos en el uso de guantes, tanto para ir por la calle y proteger las uñas y las manos de los factores ambientales, como en las labores del hogar para protegerlas del agua, jabones y otras sustancias químicas.

-Dejemos respirar las uñas por un tiempo sin pintarlas con esmaltes.

-Podemos tomar suplementos de vitamina B para ayudar a formar una queratina s de más calidad y así conseguir unas uñas fuertes.

 

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?