Preguntas

¿Es verdad que el agua de mar es buena para curar heridas?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Martes 3 de septiembre de 2019

1 minuto

¡Cuidado! En algunos casos puede favorecer la cicatrización, pero en otros resulta contraproducente

agua del mar heridas

El beneficio que puede aportar a la salud y al bienestar un relajante baño en el mar es algo de sobra conocido, pero no vale como “remedio” eficaz para todos los males. El agua marina posee una composición específica que le otorga buenas propiedades, aplicadas para mejorar la salud desde hace siglos. Es rica ante todo en sales minerales: cloruro de sodio (sal), de potasio, de magnesio, yodo… al bañarnos, como explica la Sociedad Española de Talasoterapia (SETalasoterapia), nuestra piel absorbe parte de esas sustancias, que pueden resultar beneficiosas, por un proceso de ósmosis.

No todo es bueno

El agua no es exactamente igual en todos los mares y océanos del planeta (por desgracia, sabemos el grave problema que supone en la actualidad la contaminación marina). Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud (@OMS_es) recuerda que el agua del mar puede contener microorganismo patógenos (virus y bacteria).

A la hora de darnos un baño en la playa, hay que valorar lo positivo y los riesgos que esto implica si presentamos algún tipo de herida, afección cutánea o patología.

agua de mar heridas

El agua y el aire marino tienden a secar la piel y ayudan a la cicatrización de pequeñas heridas superficiales. Puede sentar bien a personas con problemas de acné, dermatitis seborreica y también contribuirá a que un rasguño o corte “seque” antes, pero ante una herida profunda o una seria quemadura, no solo no ayudará sino que puede acabar empeorando la sintomatología o incluso provocando una infección.

El agua del mar no es un desinfectante y cicatrizante universal. Si nuestra piel, principal órgano que nos protege de las agresiones externas, está afectada por una laceración grave no podrá ejercer su función protectora, por lo que, en determinado tipo de heridas, lo necesario es una cura adecuada y que incluya cubrirla con gasas o vendas. En estos casos, como medida de prevención es preferible evitar los baños en el mar.

Nuestra piel puede presentar patologías muy diversas y ante la duda, de si un baño marino es recomendable o no, la consulta con el dermatólogo es la mejor garantía a la hora de aprovechar los múltiples beneficios del agua del mar evitando cualquier posible riesgo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?