Preguntas

Talasoterapia: todo lo que el mar puede dar a nuestra salud

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Lunes 27 de mayo de 2019

2 minutos

Utiliza agua, algas, barro y otras sustancias que proporciona el medio marino con fines terapéuticos

Talasoterapia todo lo que el mar puede dar a nuestra salud

La talasoterapia es un método que utiliza distintos medios marinos con fines terapéuticos. Su propio nombre define lo que es, ya que proviene de dos términos griegos: Thalassa (mar) y Therapeia (cura). Es una técnica que utiliza los distintos elementos que hay en el mar como su propia agua, las algas, el barro y otras sustancias, explican desde la Sociedad Española de Talosetarapia (SET).

Cuándo empezó a usarse

Durante la época romana el mar ya se usaba con estos fines, después esta terapia tuvo un momento de auge en los siglos XIX y XX. La talasoterapia tal y como se aplica hoy en día nació en Francia a finales de los años 50.

Realmente el mar es ya de por si un Spa. Su agua es el principal elemento de la talasoterapia, y entre sus beneficios destaca que tiene compuestos parecidos a los que encontramos en el plasma sanguíneo. El cuerpo por osmosis absorbe estas sustancias lo que es positivo para la salud, según los expertos.

En el agua de mar podemos encontrar varios cloruros como el de sodio, potasio o magnesio, entre otras sustancias. Las algas marinas y los lodos del mar son abundantes en vitaminas y minerales. Las primeras se usan, sobre todo, para mejorar la circulación y algunos órganos. Mientras que los lodos son frecuentes principalmente en tratamientos corporales.

Para el cuerpo también es habitual recurrir a la arena de la playa, con propiedades exfoliantes y relajantes, o el plancton, que con sus vitaminas B y E ayuda a nutrir la piel y proteger frente a los radicales libres.

Técnicas

Las técnicas de talasoterapia se aplican en centros especializados como balnearios o lugares de relajación. En el caso de los balnearios algunos se instalan cerca del mar, de modo que todos los elementos marinos se captan directamente, a la par que se aprovechan los beneficios de su microclima. En estos establecimientos los tratamientos marinos están prescritos por un equipo médico especializado que realiza el seguimiento de los trastornos.

El clima de la zonas costeras, en concreto, la brisa favorece por ejemplo la oxigenación de la piel, la respiración, así como la eliminación de toxinas.

Las aplicaciones de la talasoterapia son muy variadas y se puede utilizar en chorros, circuitos biomarinos, baños turcos, saunas, vaporarium, o hidromasajes.

0

No hay comentarios ¿Te animas?