Preguntas

¿Con qué alergias hay que tener cuidado en verano?

Marco Herrera

Foto: Bigstock

Miércoles 24 de julio de 2019

2 minutos

El polen se disipa en verano, pero los cambios climáticos pueden elevar los síntomas de alergia

Alergias de verano

Las alergias no desaparecen con el fin de la primavera. Si bien los molestos pólenes se van a finales de junio, surgen otros desencadenantes comunes, lo que hace que sea difícil escapar a sus síntomas.

Pero eso no significa que los millones de personas que sufren de alergias y asma no puedan disfrutar de barbacoas, festivales y otras actividades al aire libre. Las alergias hay que conocerlas y prevenirlas.

¿Las alergias son menos comunes en el verano?

Los conteos de polen tienden a ser altos durante la primavera y se disipan a principios del verano. Pero los cambios climáticos pueden elevar los síntomas de alergia. Los fuertes vientos agitan mohos y pólenes.

Los mohos al aire libre contribuyen a la mayoría de los síntomas de verano, hasta que las malezas comienzan a polinizarse a principios de agosto. Debido a que la gravedad de las alergias depende de las condiciones climáticas y de los diferentes tipos de polen que alcanzan su punto máximo en diferentes momentos, es difícil clasificar una determinada temporada como la peor para las alergias.

Alergias comunes de verano

Las picaduras de insectos

Millones de personas son alérgicas a las picaduras de insectos, y muchas de ellas corren el riesgo de sufrir reacciones graves al veneno. Si experimentas hinchazón facial, dificultad para respirar u otra reacción inusual después de las picaduras de insectos, llame al 112 y reciba atención de emergencia inmediata.

Haz un seguimiento con un alergólogo, que te recetará epinefrina y, posiblemente, inyecciones para alergias que pueden prevenir estas situaciones.

Mosquito tigre, ¿por qué es tan peligroso este insecto?

El cloro

El cloro no es un alergeno. Sin embargo, el olor a cloro es irritante para algunos y causa picazón y molestias en los ojos y la nariz, como alergias. Algunas personas con asma también experimentan dificultades al entrar en contacto con el cloro.

Otras actividades problemáticas

Los deportes de verano y otras actividades al aire libre pueden ser difíciles para quienes padecen síntomas de asma o broncoconstricción inducida por el ejercicio. Procure también permanecer lejos de alimentos como las avellanas y los cacahuetes y sus cáscaras, que son una alergia relativamente común.

El humo de muchas barbacoas y formas de cocinar en verano, como las fogatas y los fuegos artificiales, también puede ser molesto para quienes padecen asma. Los alergistas aconsejan evitar fumar o sentarse contra el viento si es posible.

El césped alrededor de las piscinas y la fruta de temporada puede ser otra causa común de alergia que se detecta en verano.

Un profesional puede identificar la fuente de tu alergia estacional y desarrollar un plan de tratamiento para eliminar los síntomas. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?