Preguntas

Cómo mejorar la comunicación con la Programación Neurolingüística

Teresa Rey

Martes 23 de abril de 2019

2 minutos

Este método se emplea para mejorar en el ámbito profesional y en las relaciones personales

Cómo mejorar la comunicación con la Programación Neurolingüística (Bigstock)

La Programación Neurolingüística o PNL es una herramienta que se utiliza en el ámbito del desarrollo personal tanto en lo profesional como en lo individual. Se trata de un modelo que se basa en la aplicación de distintas técnicas para ayudarnos a mejorar la comunicación, a interpretar los mensajes (tanto el lenguaje verbal como el no verbal), y a manejar bien la información y, por tanto, a entendernos mejor.

Todo esto, según algunos expertos, puede favorecer que tengamos más éxito en nuestros objetivos, así como a lograr un mayor bienestar. Sus creadores fueron el matemático Richard Bandler y el lingüista John Grinder, dos investigadores norteamericanos, en la década de los años 70.

La teoría del PNL

Entender bien PNL, implica analizar cada uno de los términos que la definen. Así, los autores de esta teoría interpretan la programación como la capacidad del cerebro para almacenar las experiencias a modo de programas mentales, algo similar al modo en que funciona un ordenador. De este modo, vamos codificando nuestras vivencias en función a lo que percibimos y luego la aplicamos para alcanzar nuestras metas.

La palabra “neuro” hace referencia al modo en que ejecutamos esos programas almacenados ante los acontecimientos diarios mediante la activación de nuestras neuronas. Y esto determina la manera en que nos relacionamos con los demás y la forma en que enfocamos nuestra vida.

Y, por último, la lingüística. Con ella se refieren a cómo los humanos usamos por un lado el lenguaje verbal, para ordenar esos pensamientos, y por otro el lenguaje no verbal, para expresarlos por medio de los gestos. Es el medio que utilizamos para dar a conocer esas experiencias.

En definitiva, según estos científicos la forma en que actuamos o pensamos ante las distintas situaciones de la vida sigue unos parámetros definidos, preestablecidos, debido a una programación previa que organizamos en nuestro cerebro en base a lo que vivimos.

Sus aplicaciones

Esta metodología es aceptada por algunos psicólogos y rechazada por otros, que en líneas generales no la ven suficiente fundamento.

Quienes la emplean lo hacen para abordar distintas cuestiones relacionadas con el desarrollo personal. Suelen recurrir a ella algunos coachs para aplicarlas en personas que quieren obtener resultados más notables en el ámbito profesional. Pero también se usa para mejorar la comunicación en la vida personal, las relaciones con los demás o para tratar de entender de una manera más óptima nuestros procesos mentales.

0

No hay comentarios ¿Te animas?