Preguntas

¿Qué transmitimos a través del lenguaje no verbal?

Teresa Rey

Lunes 18 de marzo de 2019

2 minutos

Saber interpretar los gestos de los demás nos ayuda a mejorar las relaciones interpersonales

Qué transmitimos a través del lenguaje no verbal (Bigstock)

Los gestos forman parte de la comunicación no verbal. A través de ellos transmitimos estados anímicos, posicionamientos o incluso aspectos de nuestra personalidad, la mayoría de las veces de forma involuntaria. Muchas veces sin decir ni una sola palabra, podemos decir mucho e incluso un gesto puede no coincidir con una manifestación verbal. Por eso, controlar esta forma de comunicarse requiere un entrenamiento consciente y un análisis introspectivo que implica un aprendizaje, indican los expertos.

Más sinceros con los gestos

Desde el punto de vista de Teresa Baró, experta en comunicación y autora de La gran guía del lenguaje no verbal (Ed. Paidós Divulgación), los humanos somos más sinceros a través del lenguaje corporal porque es más inconsciente, ya que la mayoría de las veces no controlamos los gestos que hacemos, y estos realmente son “indicios de lo que está pasando en nuestro interior”.

Saber medir de forma oportuna estas manifestaciones puede ayudarnos a comunicarnos mejor en general, pero al mismo tiempo interpretar correctamente los gestos de los demás nos ayuda por ejemplo a sentir más empatía. Y esto se traduce en tener una capacidad mayor para seducir o persuadir, por ejemplo.

Todo pasa por observar detenidamente

El conocimiento e interpretación del lenguaje no verbal implica ser capaces de observar. Al final, el comportamiento humano es muy similar y existen una serie de expresiones o gestos universales. Sentimientos como la alegría, la tristeza, la ira o el enfado, son perfectamente identificables por todos porque los aprendemos desde que somos pequeños. Basta con modificar la expresión facial en función de cómo nos encontramos para que los demás lo capten.

De igual modo, hay gestos universales, así todos sabemos que si nos ponemos las manos en el estómago es que nos duele o que tenemos hambre, o que si las justamos a modo de rezo, es que estamos suplicando o deseando con todas nuestras ganas que suceda algo.

Las posturas

Otros elementos que forman parte de la comunicación no verbal son las posturas. Por ejemplo, cruzar los brazos sobre el pecho es una actitud de protección, al igual que agarrar el bolso por delante del cuerpo. Si estamos de pie, con la punta de los pies mirando hacia dentro, estamos manifestando incomodidad, pero si están juntos y hacia el frente, mostramos formalidad.

Conocer con detalle todos estos aspectos puede ser útil en diversos campos como las relaciones personales, la educación, la resolución de conflictos, los recursos humanos, el marketing o la comunicación. A través del lenguaje no verbal podremos intuir ciertas cosas, aunque nunca sabremos con certeza qué piensa el otro. Aun así obtendremos datos importantes que nos servirán para evaluar mejor una situación o que nos ayudarán a nosotros mismos a conseguir determinados objetivos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?