Fisioterapia

Fisioterapia para mejorar la vida sexual y tener relaciones con plenitud

Teresa Rey

Viernes 1 de marzo de 2019

2 minutos

Los fisioterapeutas pueden abordar algunos trastornos de esta tipología en mujeres y hombres

Fisioterapia para mejorar vida sexual y relaciones con plenitud (Bigstock)

Gozar de una vida sexual plena a veces no es posible porque se padece algún tipo de trastorno. Según Fisioserv, en España un 32% de los hombres y un 46% de las mujeres entre los 40 y 80 años poseen alguna disfunción sexual. Desde la fisioterapia, y otras serie de especialidades médicas, se pueden abordar algunas de estas patologías, logrando que el paciente mejores sus relaciones sexuales y aumente su calidad de vida.

Disfunción sexual en mujeres

Las disfunciones sexuales comprenden un tratamiento multidisciplinar en el que suelen intervenir sexólogos, piscólógos o fisioterapeutas, entre otros. Estos últimos forman parte de todo el proceso y participan con la aplicación de técnicas concretas en algunos trastornos sexuales, tanto de la mujer como del hombre.

En el caso de la mujer, la fisioterapia puede ayudar en el vaginismo, que es la contracción involuntaria de los músculos de la vagina, lo que dificulta la penetración. Aquí el fisioterapeuta trabaja la relajación muscular de la zona y el suelo pélvico, explican desde FisioMedit.

Otra de las disfunciones sexuales de la mujer es la dispauremia o dolor durante el acto sexual. En estas situaciones el tratamiento del fisioterapeuta varía según cómo sea el tipo de dolor: superficial, medio o profundo. Y en situaciones de anorgasmia, es decir, la imposibilidad o dificultad de llegar al orgasmo, también nos puede ayudar esta especialidad con ejercicios de potenciación y dando pautas de autoexploración.

En líneas generales, lo que hace la fisioterapia en las disfunciones sexuales de las mujeres es acercarlas a un mayor conocimiento de su suelo pélvico. Se realizan, indican desde Fisioserv, masajes enfocados a descontracturar la zona perineal, mejorar la postura y la circulación sanguínea y lograr una mayor movilidad pelviperineal.

Recuerdan además que los ejercicios de Kegel y los abdominales hipopresivos son buenos para fortalecer el suelo pélvico, lo que repercute positivamente en una vida sexual plena.

Disfunción sexual en hombres

En los hombres, los trastornos sexuales más habituales son la incontinencia urinaria y la disfunción eréctil. Es por ello, que los tratamientos del fisioterapeuta se focalizan igualmente en el suelo pélvico. De hecho, la incontinencia urinaria tanto en ellas como ellos suele estar vinculada a una debilidad de esta zona. Se dan consejos a su vez y se indica también cómo la pueden fortalecer.

0

No hay comentarios ¿Te animas?