Preguntas

Cómo se contagia la salmonella y dónde se encuentra

Teresa Rey

Viernes 6 de marzo de 2020

2 minutos

Niños y personas mayores deben estar pendientes de no deshidratarse si padecen salmonelosis

Cómo se contagia la salmonella y dónde se encuentra (Bigstock)

La Salmonella es un conjunto de bacilos que se encuentra entre las cuatro principales causas desencadenantes de trastornos en el aparato digestivo, especialmente diarreas, explican desde la Organización Mundial de la Salud (OMS). La salmonelosis es una enfermedad que se transmite por alimentos en mal estado, contaminados por heces. Aunque en la mayoría de los casos provoca síntomas leves y los pacientes sanan, deben tener especial cuidado los niños y las personas mayores, por la deshidratación que puede causar, lo que en algunos casos deriva en complicaciones más difíciles de abordar. Para prevenirla hay que extremar las medidas de higiene cuando estemos en la cocina o con nuestras mascotas.

Síntomas

Los síntomas de este trastorno son los propios de una intoxicación alimentaria, de modo que se experimenta un fuerte dolor abdominal, fiebre espontánea, diarrea y a veces náuseas o vómitos. Normalmente tardan en aparecer entre 6 y 72 horas después de la ingesta, y su duración varía de dos días a una semana.

En general, dado que gran parte de los casos son leves la recuperación se realiza pasados unos días y no se necesita un tratamiento específico. Aunque hay que vigilar a niños y personas mayores para evitar que se produzca deshidratación, para lo que será necesario hacer las ingestas de los líquidos que nos indique el médico. De cara a detectar esta situación tendremos que ver si el paciente tiene la boca seca, orina menos, presenta los ojos hundidos o ha disminuido su lagrimeo.

Salmonela

Qué alimentos pueden contaminarse

Los alimentos más susceptibles de contaminarse por Salmonella son las carnes de vaca, ave y pescado, y los huevos crudos. En algunas frutas y verduras frescas también, de hecho se han dado casos de hortalizas contaminadas con estiércoles, indican desde la OMS. Asimismo, es frecuente en mascotas, sobre todo, tortugas, pero también perros, gatos y pájaros. Los animales infectados pueden contagiar esta enfermedad y las personas entre sí por vía fecal-oral.

Estas bacterias pueden atravesar toda la cadena alimentaria, partiendo de los piensos de animales y la producción primaria, llegando a los hogares y a los restaurantes o establecimientos que distribuyen comidas.

Prevenir en casa

Las medidas de prevención en el ámbito particular son las mismas que para evitar cualquier otra infección por esta vía. Por ello, es muy importante mantener las recomendaciones de higiene adecuadas. Cocinar bien los alimentos, lavarse las manos con agua y jabón abundantes, al igual que los productos frescos y, sobre todo, después de tocar a alguna de nuestras mascotas. Y, también, vigilar el agua que se ingiere, en especial cuando viajemos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?