Preguntas

¿Qué es la criptococosis? Una infección pulmonar provocada por un hongo

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Lunes 27 de enero de 2020

2 minutos

Esta afección, transmitida al inhalar tierra contaminada, afecta tanto a personas como a animales

¿Qué es la criptococosis? Una infección provocada por un hongo

Un hongo de la familia del criptococo es el responsable de la infección pulmonar que provoca una patología conocida como criptococosis y que no es exclusiva de la condición humana ya que también puede afectar a los animales.

El contagio de esta grave enfermedad se produce a través de la inhalación de tierra contaminada (sobre todo de excrementos de aves como palomas) por estos organismos y suele respetar (no es muy común) a aquellas personas cuyo sistema inmunitario es fuerte. Caso contrario que el de las personas infectadas por VIH positivo, que hayan pasado por una operación para recibir un trasplante, estén aquejadas por enfermedades como la leucemia o la diabetes mellitus o se encuentren siguiendo desde hace tiempo un tratamiento con esteroides. Estos son los principales grupos de riesgo ante esta patología. 

¿Qué es la criptococosis? Una infección provocada por un hongo

Primeras señales de esta infección 

Cuando se produce ese contagio, ese hongo llega a los pulmones desde donde puede desarrollarse la enfermedad o, al contrario, terminar en ese momento cuando esas lesiones pulmonares sanan espontáneamente y son asintomáticas. En el primer caso, la patología puede hacerse extensible al resto del cuerpo de una persona infectada llegando a otros órganos.

En las situaciones más graves puede incluso provocar la muerte debido a las complicaciones de patologías previas. Una enfermedad que también se manifiesta en la piel, a los extremos de los huesos largos, las articulaciones, el hígado, el bazo o los riñones entre otros. 

Los pacientes antes mencionados, que tienen mayor vulnerabilidad en este sentido, experimentan una serie de síntomas una vez infectados como puede ser una tos similar a la que aparece en casos de neumonía, dolor de cabeza persistente, bajada de peso o pústulas (llagas pequeñas llenas de pus que aparecen en la superficie de la piel). En el caso de personas sanas puede que ni siquiera experimenten esta sintomatología, por lo que la enfermedad solo se observa cuando se hace una radiografía del tórax. 

Una vez se da el positivo en el diagnóstico, el tratamiento pasa por la administración de medicamentos antihongos para tratar esta enfermedad, además de otro tipo de medidas especiales sobre todo en el caso de que la persona afectada por esta infección sea un paciente de riesgo. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?