Preguntas

Cuáles son las fases del alzhéimer en los mayores afectados

Teresa Rey

Foto: Bigstockphoto

Domingo 1 de septiembre de 2019

2 minutos

El alzhéimer es una enfermedad progresiva que evoluciona en tres fases con características propias

Cuáles son las fases del alzhéimer en los mayores afectados

El alzhéimer es una enfermedad neurológica que se desarrolla de forma progresiva. Poco a poco, las células que configuran el cerebro, las neuronas, se van destruyendo, dando lugar a cambios estructurales y químicos que se van manifestando en distintas fases. Al principio es posible no apreciar síntomas de alerta, por lo que no se detecta con exactitud.

Según se explica en la Guía Alzheimer 2019. Comunicación y Conducta, elaborada por Eulen Sociosanitarios, esta patología puede durar entre dos y veinte años. Y es cierto que dos personas con este mismo trastorno no presentan los mismos síntomas, pero sí existen una serie de signos comunes que corresponden a las distintas fases de su evolución.

La importancia de la lectura entre las personas con alzhéimer

Etapa inicial o fase leve

En una primera fase, considerada como leve, lo primero que se apreciará son los olvidos y la pérdida de memoria. En este último caso, destaca sobre todo que el paciente no se acordará de lo que acaba de hacer o decir.

La pérdida de concentración o la apatía pueden empezar a ser comunes, al igual que los cambios de humor combinados con estados de depresión, ansiedad o enfado. La desorientación también comienza a surgir, pues no se sabe con exactitud en qué día se vive. Es posible que los afectados igualmente se sientan más fatigados.

Fase moderada

En la siguiente fase, la moderada, ya no es posible ocultar los síntomas, como suele ocurrir en el periodo previo. En este momento, el paciente ya no puede estar solo pues se confunde con facilidad, no es capaz de hacer cálculos y ha perdido del todo la memoria reciente. Aquí ya necesita ayuda para realizar las actividades de la vida diaria con normalidad, como vestirse, bañarse o usar los cubiertos.

Hay problemas de comunicación, ya que no entiende muchas cosas, no puede expresarse bien y está muy desorientado, por lo que puede perderse con facilidad. En cuanto al carácter, está cada vez más irritado, se vuelve agresivo, puede tener reacciones exageradas o acusar a otras personas de que le han robado, por ejemplo.

Fase severa

En la etapa severa, la dependencia del cuidador es total. La memoria reciente ha desparecido del todo y la remota posee grandes deficiencias, de modo que no reconocerá a familiares cercanos ni a él mismo al mirarse en el espejo. La desorientación también es completa y suele tener muchas dificultades para andar, de tal manera que pasa la mayor parte del tiempo en la cama y, prácticamente, no puede articular palabra alguna.

El afecto perdura hasta cuando la demencia está muy avanzada y perciben el cariño de los familiares que permanecen junto a él.

0

No hay comentarios ¿Te animas?