Preguntas

Cuándo y por qué me harán un cateterismo cardiaco y una coronariografía

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Lunes 12 de agosto de 2019

2 minutos

Con ambas pruebas se ve cómo funciona y bombea nuestro corazón y si hay alguna arteria obstruida

Cuándo y por qué me harán un cateterismo cardiaco y una coronariografía

Dentro de las distintas pruebas que existen para evaluar el funcionamiento del corazón están el cateterismo cardíaco y la coronariografía, que complementa al primero. De una forma muy básica consiste en pasar una sonda o catéter a través de la ingle o del brazo hasta uno de los dos lados del corazón. Pero, ¿qué información nos facilita?

Unas pruebas muy completas

Con este método vamos a poder saber cómo está funcionando nuestro corazón, si está bombeando de forma correcta la sangre, en qué estado se encuentran nuestras arterias coronarias, ver si hay alguna válvula alterada y analizar las presiones de las cavidades cardíacas, explican desde la Fundación Española del Corazón (FEC @cuidarcorazon). Permite igualmente obtener muestras del tejido del corazón haciendo una biopsia, comprobar si existen defectos congénitos o saber cuáles son las concentraciones de oxígeno en las distintas zonas que configuran el corazón.

A continuación, de forma paralela se realiza la coronariografía, que después de inyectar el contraste en el sistema circulatorio, facilita la visualización por medio de rayos X de las arterias. Así se distingue con más detalle cuáles pueden presentar alguna obstrucción y cuán severa es. Por todo ello estas dos pruebas son imprescindibles cuando una persona sufre un infarto.

Gracias a ambos sistemas se puede establecer un diagnóstico y un tratamiento adecuado al problema detectado. En el caso de defectos congénitos se determina si es necesario por ejemplo recurrir a un implante de prótesis, algo que también se practica en personas mayores que no pueden someterse a cirugías. Del mismo modo, ayuda a saber si hay que colocar stents en las arterias dañadas o cerrar vasos sanguíneos.

Cateterismo cardiaco y una coronariografía

Cómo es el procedimiento

El procedimiento consiste en introducir los catéteres por las zona elegida previa desinfección y después de anestesiarla localmente. Las sondas siguen el torrente sanguíneo y se controlan mediante rayos X. Después se pone una inyección de contraste para ver con más claridad los movimientos del corazón y otros aspectos. A continuación, el catéter se traslada hasta las arterias coronarias y se introduce el contraste radiológico, que al rellenarlas las hace visibles. Todo este proceso se va grabando.

Es posible que surja algún hematoma en la parte donde se introdujeron las sondas y cuando se pone la inyección de contraste a veces se tiene cierta sensación de calor, pero es algo pasajero. Tras la prueba el médico realizará un control de la parte donde se ha realizado el sondaje para evitar que haya sangrado. En el caso de que se haya efectuado en la ingle hay que permanecer tumbado boca arriba durante un tiempo y se colocará un vendaje compresivo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?