Preguntas

Gafas de sol en invierno, ¿cómo pueden proteger los ojos de las personas mayores?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Sábado 5 de octubre de 2019

2 minutos

Los rayos ultravioleta son nocivos también en estos meses y por ello es vital proteger los ojos

Gafas de sol en invierno, cómo pueden proteger los ojos de las personas mayores

Cuando llega el frío se suele pensar que los rayos solares no son tan perjudiciales que a lo largo del verano. Es cierto que su inclinación varía en invierno y calientan por ello menos en esta estación. Los rayos ultravioleta tienen que atravesar más cantidad de atmósfera, de modo que se atenúan más, y no producen el mismo efecto que cuando caen de forma perpendicular. Sin embargo, esto no quiere decir que dejen de ser nocivos y es por ello que no debemos descuidar nuestros ojos o la piel, especialmente si somos mayores. Hay que seguir usando gafas de sol según los expertos, pero también el invierno puede afectar a nuestra salud ocular por otros factores externos, que no debemos obviar.

En deportes de invierno

La protección con gafas de sol es importante durante todo el año. El sol sigue presente en los meses más fríos y más en un país como España, en el que suele brillar más días que en otras regiones. Si además practicamos deportes de invierno como el esquí son un elemento imprescindible que no podemos olvidar.

Lo más importante a la hora de adquirir unas gafas de sol en cualquier época del año es que cumplan con los requisitos legales para ser catalogadas de este modo. Esto significa que deben llevar el sello de la Comunidad Europea y que indiquen el filtro solar que soportan. Así, hay cinco categorías, siendo S0 el más bajo y el S4 el más intenso. Esta última es la recomendada en las prácticas deportivas invernales, ya que son las que ofrecen una mayor absorción de las radiaciones ultravioleta, y su diseño está fabricado específicamente para la nieve.

Los ópticos-optometristas aseguran que exponerse al sol sin protección durante la práctica de deportes de nieve puede ocasionar importantes quemaduras en la córnea, retina y cristalino, provocando queratoconjuntivitis, úlceras crónicas y la aparición prematura de cataratas.

Las gafas de sol graduadas, ¿cómo funcionan? (Bigstock )

Otros factores

Por otro lado, no hay que olvidar otros factores externos que afectan también a la salud de nuestros ojos en esta época. Los cambios de temperatura, es decir, pasar del calor del interior por las calefacciones al frío del exterior, o el aire y el viento, que rozan la cara y favorecen la sequedad ocular.

Las gafas de sol sirven también para protegernos de estos elementos. Por ello, se recomiendan que envuelvan todo el ojo, sobre todo, para paliar el impacto del viento y también de los rayos del astro rey. Si quieres evitar los reflejos es mejor que los cristales estén polarizados y que el color de la lente sea negra o marrón, es decir, oscura.

0

No hay comentarios ¿Te animas?