Preguntas

Qué deben saber los mayores sobre el consumo de estatina para disminuir el colesterol

Marco Herrera

Foto: Bigstock

Lunes 16 de diciembre de 2019

6 minutos

El médico recetará una estatina u otra en función del nivel de colesterol y otros factores de riesgo

Qué deben saber los mayores sobre el consumo de estatina para disminuir el colesterol
Marco Herrera

Foto: Bigstock

Lunes 16 de diciembre de 2019

6 minutos

El colesterol, una sustancia cerosa parecida a la grasa que se encuentra en todas las células, es necesaria para que el cuerpo funcione. Pero si tienes demasiado colesterol en el sistema, puedes correr un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y otras enfermedades vasculares. Puedes causar una acumulación de placa en las paredes de las arterias, lo que afecta el flujo sanguíneo y puede aumentar el riesgo de un ataque cardíaco.

Los medicamentos llamados estatinas pueden ayudar a regular los niveles de colesterol y también a abordar otros problemas de salud, aunque no están exentos de riesgos.

¿Qué son las estatinas?

Las estatinas son una clase de medicamentos recetados que ayudan a reducir el colesterol. Bloquean la enzima que el cuerpo usa para producir colesterol en el hígado. El hígado, junto con otras células del cuerpo, produce alrededor del 75% de la fuente confiable de colesterol en la sangre del cuerpo. Al bloquear esta enzima, la cantidad de colesterol que produce el hígado se reduce significativamente.

Hay varios tipos de estatinas disponibles. Todos funcionan de manera similar y ofrecen el mismo nivel de efectividad, pero, según un estudio de la Universidad de Stanford recogido por la Universidad de Navarra (@CIMA_unav), unos podría funcionar mejor para cada individuo que otros. El médico recetará una estatina en función del nivel de colesterol y otros factores de riesgo de enfermedad cardiovascular del paciente. Es posible que cada paciente deba probar dos o tres estatinas diferentes antes de encontrar la que sea más efectiva para él.

Placa de colesterol

Los beneficios de las estatinas

La mayoría de las estatinas ayudan con éxito a reducir las lipoproteínas de baja densidad, también conocidas como LDL o colesterol "malo". Reducir los niveles de colesterol con estatinas ayuda a disminuir el riesgo de accidente cerebrovascular, ataque cardíaco y otras enfermedades relacionadas con los vasos.

Las estatinas ofrecen otros beneficios además de reducir el colesterol. Por ejemplo, ayudan a estabilizar el revestimiento de los vasos sanguíneos, lo que beneficia a todo el cuerpo. Esto también hace que la placa sea menos propensa a romperse en el corazón, disminuyendo el riesgo de un ataque cardíaco. También ayudan a relajar los vasos sanguíneos, lo que conduce a una disminución de la presión arterial.

Los efectos secundarios de las estatinas

Los efectos secundarios más comunes de las estatinas incluyen náuseas, vómitos y dolores y molestias en los músculos y las articulaciones. También puede tener estreñimiento, gases o diarrea. A medida que el cuerpo se adapta al medicamento, los efectos secundarios normalmente desaparecen.

Algunos efectos secundarios más graves incluyen:

  • Diabetes tipo 2 o azúcar en la sangre más alta.
  • Confusión y pérdida de memoria.
  • Daño hepático.
  • Daño muscular.
  • Daño en el riñón.
Grasas trans

No todas las personas que toman una estatina tienen efectos secundarios. Es más probable que se experimenten efectos secundarios si:

  • Son mujeres.
  • Son mayores de 65 años.
  • Tienen diabetes tipo 1 o 2.
  • Toma múltiples medicamentos para bajar el colesterol.
  • Tienen un cuerpo más pequeño.
  • Tienen una enfermedad hepática o renal.
  • Consumen demasiado alcohol.

Si el paciente experimenta efectos secundarios, es posible que el médico quiera que pruebe otra estatina o que cambie la dosis, o que pruebe un medicamento diferente. La mayoría de las personas pueden tomar estatinas sin experimentar efectos secundarios, y los efectos secundarios más comunes de las estatinas son leves. Uno es el dolor muscular, pero que a menudo desaparece a medida que el cuerpo se adapta al medicamento. Otro efecto secundario común es sentirse mareado mientras se toman estatinas.

También existe la posibilidad de reacciones negativas al mezclar estatinas con pomelo. Mezclar los dos suprime una enzima importante que normalmente ayuda al cuerpo a procesar el medicamento. Equilibra cuánto va al torrente sanguíneo. Los compuestos dificultan la enzima y crean mayores cantidades del medicamento en el torrente sanguíneo. Esto significa que el pomelo puede causar un aumento en los efectos secundarios del medicamento, lo que podría poner al paciente en riesgo de sufrir una degradación muscular, daño hepático e insuficiencia renal. Los casos más leves pueden causar dolor en las articulaciones y los músculos.

Estas son las regiones españolas con los niveles de colesterol más altos

¿Las estatinas son adecuadas para ti?

Se han establecido nuevas pautas que identifican a los grupos que más se beneficiarían de las estatinas. Estos grupos tienen un alto riesgo de sufrir un derrame cerebral o ataque cardíaco:

  • Personas que tienen enfermedad cardiovascular.
  • Personas con niveles elevados de LDL.
  • Personas con diabetes tipo 2 que tienen entre 40 y 75 años de edad.
  • Personas que tienen un riesgo mayor de 10 años de ataque cardíaco.

Tomar estatinas es a menudo (pero no siempre) un compromiso de por vida. Incluso si los niveles de colesterol disminuyen, es posible que se deba tomar el medicamento. De lo contrario, los niveles probablemente volverán a subir una vez que se deje de tomar los medicamentos. Sin embargo, si se cambia el estilo de vida significativamente, es posible que se pueda dejar el medicamento. Esto podría incluir perder una cantidad significativa de peso o cambiar radicalmente la dieta. De todos modos, nunca se deben dejar de tomar los medicamentos sin hablar primero con el médico de cabecera.