Preguntas

Musicoterapia, ¿qué es y cuáles son sus aplicaciones?

Teresa Rey

Lunes 2 de diciembre de 2019

2 minutos

La música se utiliza de forma terapéutica en algunos hospitales y en determinadas patologías

Musicoterapia, qué aplicaciones tiene (Bigstock)

La música es una de las formas de expresión de la humanidad más universal, el lenguaje de las emociones, según se ha definido en ocasiones. El sonido rítmico nos hace evocar recuerdos, sentirnos tristes o alegres, e incluso hay teorías que aseguran que determinados ritmos inducen a comprar. De esto, saben más los comercios. El caso es que la música hace sentir y en general para bien. Por ello existe la musicoterapia, una Terapia No Farmacológica (TNF) que hoy en día se aplica en el campo de la salud, en la UCI de hospitales, por ejemplo, y para enfermedades concretas como el parkinson o personas con discapacidad intelectual.

¿Qué es la musicoterapia?

La terapia a través de la música es la utilización de esta por parte de profesionales en distintos medios (sanitarios, educativos, cotidianos), con el objeto de mejorar la calidad de vida, la condición física, las interacciones sociales, la emotividad... en definitiva, para conseguir el bienestar en diversas facetas del paciente que la recibe, puntualizan desde el Grupo de Trabajo de Musicoterapia de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (MUSPAL).

La música se emplea como medio para llevar a cabo la terapia, pero se combina con otros elementos que el musicoterapeuta establece con el paciente o el grupo.

Aplicaciones de la musicoterapia

La musicoterapia está presente en la medicina como una Terapia No Farmacológica que se usa como un complemento en el tratamiento de algunas patologías. Desde la Asociación Cántabra de Parkinson cuentan que la música es una experiencia sensorial que hace trabajar todas las áreas del cerebro a la vez. De esa manera, las estimula desde distintos ámbitos: el emotivo, el cognitivo y el físico. Se emplea así en la rehabilitación de algunas enfermedades, en educación y para mejorar el bienestar.

La motricidad es otro de los aspectos que se activa a través de la música. Por esto, el musicoterapeuta la emplea con el objetivo de trabajar en la recuperación de la movilidad en personas que la han perdido tras sufrir, por ejemplo, un infarto cerebral.

En la enfermedad de Parkinson ofrece avances desde un punto de vista físico y emocional, además de social, pues en sesiones grupales favorece el desarrollo de la comunicación y de la expresión de la emociones.

La música en hospitales

Desde hace un tiempo la musicoterapia se ha incluido en algunos hospitales en el marco de lo que se define como su humanización. Dentro de las Unidades de Cuidados Intensivos de los centros hospitalarios se ha demostrado que incrementa la positividad y mejora el estado anímico de los ingresados. Ayuda a reducir su ansiedad y puede prevenir estados depresivos.

Las sensaciones positivas que produce la música ayuda en ocasiones a sobrellevar mejor el dolor de determinadas enfermedades, y en el caso de la discapacidad intelectual, se emplea de cara a trabajar aspectos relacionados con la coordinación a través del ritmo o para el fortalecimiento muscular.

0

No hay comentarios ¿Te animas?