Preguntas

¿Qué hay de cierto en los parches que prometen ayudarnos a adelgazar?

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Viernes 30 de agosto de 2019

2 minutos

Expertos ponen en duda la eficacia de estos adhesivos, así como sus milagrosos resultados

¿Qué hay de cierto en los parches que prometen ayudarnos a adelgazar?

Has probado de todo para adelgazar y conseguir esa silueta con la que siempre has soñado. De repente, en un anuncio de televisión, descubres unos parches dérmicos que se ponen sobre la piel y que sirven para bajar esos kilogramos que te sobran. Sencillo, pensarás. Perder peso mientras duermes o estás haciendo tus labores cotidianas y sin esfuerzo alguno. Y todo gracias a un apósito pegado en la tripa o en los muslos para deshacernos de la grasa rebelde.

Sin embargo, si pensabas que estos adhesivos eran lo último para adelgazar de forma milagrosa, sentimos decirte que no es así. Así lo aseguran los expertos de NutEco Nutrición (@NutecoNutricion). "No son para nada efectivos, realmente no producen ningún efecto en el cuerpo. Solo la pérdida de dinero", explican sobre este producto de belleza que "promete" lograr efectos de quema-grasa o ayudarnos a la hora de controlar el colesterol, acelerar el metabolismo, mejorar las digestiones o controlar y disminuir ese apetito voraz. 

Incluso hay parches que defienden que sus propiedades e ingredientes logran aumentar la elasticidad de la piel, con lo que se vuelve más fuerte y firme. Pero, de nuevo, no hay evidencias científicas reales que comprueben esos "maravillosos" resultados, como defienden desde la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (@sociedadSEEN). 

Solventado el misterio, por sí mismos no logran efecto alguno sobre nuestro cuerpo. Otra cosa es que se complementen con una alimentación saludable y la práctica de ejercicio. Pero tampoco en este caso se conocen resultados a ciencia cierta de su eficacia.

¿Qué hay de cierto en los parches que prometen ayudarnos a adelgazar?

Si realmente quieres bajar de peso...

Como dice la frase en inglés No pain no gain. Tampoco hay que llegar a esos extremos para que la báscula nos sonría cuando nos subimos sobre ella. Esta expresión viene a ser una metáfora acerca de los milagros para adelgazar. Si queremos que nuestro cuerpo luzca más armonioso y gane en salud, debemos esforzarnos un poco y poner de nuestra parte a la hora de cuidarnos. 

Magia aparte, lo verdaderamente efectivo si se quieren reducir los kilogramos pasa por consultar con un médico que nos aconsejará la mejor pauta nutricional para nuestro caso y nuestras necesidades. Así, este experto nos recomendará, entre otras medidas, que reduzcamos nuestro consumo de carne roja, evitemos las bebidas azucaradas y los productos poco saludables o que solo aportan grasas poco sanas. Y que, por supuesto, estemos bien hidratados

Unos cambios en la mesa que se deben complementar con algo de movimiento diario; tampoco es necesario que sea a lo loco. Caminar a paso ligero cada día, practicar natación o montar en bicicleta nos puede ayudar a estar en forma y a ir poco a poco modelando nuestro cuerpo. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?