Preguntas

¿Por qué sangra la nariz? ¿Puede implicar algún peligro?

65ymás

Sábado 5 de septiembre de 2020

2 minutos

La hemorragia nasal en mayores puede tener cierta gravedad si existen enfermedades asociadas

¿Por qué sangra la nariz? ¿Puede implicar algún peligro?

Lo normal es que el sangrado nasal o epistaxis carezca de importancia a no ser que la sangre sea mucha o los sangrados se repitan a menudo, en tal caso, conciene ir al especialista sin tardancia. Pero como ya se ha dicho, lo habitual es que nos encontremos ante una patología benigna que ha experimentado alguna vez hasta el 60% de la población. Los otorrinos advierten que el sangrado nasal puede sobrevenir a cualquier edad, si bien es más habitual durante la adolescencia y una vez superados los 50 años.

¿Cuál puede ser la causa y cómo actuar frente a ella?

En la zona superior de las fosas nasales, en el área conocida como plexo de Kiesselbach, se concentra un número importante de pequeñas arterias y vasos capilares. Son muchas las causas que pueden provocar una alteración en esta zona de alta vascularización, desde un golpe o un pequeño traumatismo, hasta la presencia de algún tipo de tumor, benigno o maligno, no detectado que está causando una importante presión y puede confundirse con otras patologías como la rinitis o la sinusitis, como explica la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (@SEORLCCC). Por eso, aunque en principio no sea algo grave, siempre va a requerir un examen físico y distintas pruebas diagnósticas que descarten cualquier enfermedad.

Sangre en la nariz

También es importante saber que la mayoría de las epistaxis se originan en la parte anterior de la nariz, pero en algunos casos la hemorragia se localiza en la zona posterior, resultando más peligrosa, porque suele presentar un sangrado más abundante y difícil de controlar, que puede llegar a la boca y la laringe, provocando complicaciones serias como vómitos o dificultades respiratorias.

Este tipo de hemorragias son especialmente preocupantes si quien las sufre es una persona mayor que, además, padece alguna enfermedad como la arterioesclerosis y la hipertensión o tiene un bajo índice de plaquetas en sangre. También en el caso de estar tomando algún medicamento anticoagulante, la epistaxis requiere atención médica inmediata.

Los especialistas recuerdan que ante un episodio de este tipo, como primera medida, hay que intentar detener la hemorragia taponando la nariz con alguna gasa, que puede estar humedecida con agua oxigenada (no con cualquier otro remedio casero). Además, la idea de que echar la cabeza hacia atrás es lo más adecuado, es un error. Al contrario, conviene colocarla en posición recta o ligeramente inclinada, doblando el tronco hacia adelante. En el caso de epistaxis posterior, echar la cabeza hacia atrás haría que la sangre cayese directamente en la boca y la laringe.

0

No hay comentarios ¿Te animas?