Preguntas

Qué causas provocan la diarrea crónica en personas mayores

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Martes 7 de enero de 2020

2 minutos

La polimedicación puede convertir este problema en frecuente y otras alteraciones digestivas

cuándo tomar medicamentos contra la diarrea

La diarrea puede aparecer a consecuencia de una gastroenteritis por una infección, siendo un episodio pasajero, o llegar a ser un trastorno crónico. En este último caso, hay que analizar qué factor la desencadena, ya que detrás suele haber otro trastorno o una causa subyacente. Las más frecuentes en adultos mayores son las derivadas de la polimedicación y las provocadas por alguna alteración en el aparato digestivo, principalmente, aunque existen diversos tipos de diarreas crónicas.

Diferentes tipos

Una diarrea se puede volver crónica por el hecho de tomar ciertos medicamentos, en especial antibióticos y laxantes. Este tipo de productos alteran la flora intestinal, por lo que la probabilidad de infección es mayor y así aumentan las posibilidades de que este trastorno se vuelva crónico, como ocurre en ciertas personas mayores.

Hay distintas alteraciones del aparato digestivo que la propician también. Por ejemplo, el síndrome del intestino irritable y otros trastornos gastrointestinales. Lo mismo sucede con la celiaquía o la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa o la propensión a la proliferación de bacterias en el intestino delgado.

En algunas ocasiones puede ocurrir que se tengan problemas para digerir la lactosa o proteínas de alimentos como la leche de vaca o productos lácteos en general.

La intolerancia a la fructosa, el azúcar que se encuentra en las frutas, puede generar diarrea crónica tras la ingesta de alimentos que la contienen.

Un efecto secundario posible de una cirugía abdominal, puede ser el desarrollar una diarrea crónica. Este tipo de procedimiento abarca distintos órganos de la zona como el estómago, el hígado o el bazo, entre otros.

Diarrea del viajero

¿Se puede solucionar?

En el caso de padecer este trastorno de forma habitual se debe evaluar el tiempo que se lleva con el mismo, el tipo de heces y qué síntomas asociados hay. Por ejemplo, fiebre, dolor o sangrados, entre otros.

Se considera que la diarrea es severa cuando se realizan más de cinco deposiciones por día, se presenta con dolor leve o moderado, fiebre superior a los 38ºC, y aparecen signos evidentes de deshidratación. Antes de llegar a estos extremos es necesario acudir al médico, en especial si vemos que las deposiciones son entre tres y cinco al día, tenemos fiebre y dolor. Por último, el tratamiento se realizará en función de qué la esté provocando.

0

No hay comentarios ¿Te animas?