Preguntas

¿Qué debes hacer si tienes un ataque de ansiedad?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Viernes 30 de agosto de 2019

2 minutos

En la medida de lo posible, la primera medida a adoptar es relajarse y buscar una distracción

Qué debes hacer si tienes un ataque de ansiedad

Por determinadas circunstancias hay personas que son más ansiosas que otras y por ello más propensas a sufrir un ataque de ansiedad que quienes no lo son. No obstante, no siempre es así ya que cualquier individuo puede experimentar este tipo de alteración en algún momento de su vida. Para hacerle frente lo primero que hay que hacer es identificarla y saber cómo actuar.

Qué es

El ataque se ansiedad se produce ante una situación de estrés muy alta por algo que nos preocupa en demasía, que nos genera miedo, incertidumbre o desazón en extremo. Es por ello que probablemente sintamos alguna manifestación externa como sensación de ahogo, que nos falta aire para respirar o que nos va a dar un ataque al corazón. Pero, lo principal es que debemos estar tranquilos porque no va a suceder nada de esto, según indican los psicólogos.

Relajación

Lo primero que tenemos que hacer ante todo es tratar de relajarnos. Ser conscientes de lo que no está pasando y que es algo pasajero. Los minutos iniciales suelen resultar los peores, pero hemos de saber que un ataque de ansiedad no dura siempre, tiene un tiempo limitado y se nos va a pasar. Todo dependerá en cierto modo también de cómo seamos capaces de afrontarlo.

La relajación es clave en estos casos. Si conocemos alguna técnica es el momento de ponerla en práctica. La tensión muscular es una consecuencia directa de este tipo de reacciones, por lo que si sabemos relajarnos esta desaparecerá y mejoraremos.

Estrés y ansiedad

Distracción

Podemos además buscar algo que nos distraiga. Hay muchos métodos, ponerse a hablar con alguien, mirar escaparates, contar, sumar los números de las matrículas… son algunas posibilidades, tal y como recomiendan en el manual Cómo superar el pánico, del experto Elia Roca.

Respiración diafragmática lenta

La respiración juega aquí un papel muy importante. La recomendada en estos casos es la respiración diafragmática. Se tiene que hacer lenta y controlada. Consiste en hinchar el estómago al tomar el aire y expulsarlo lentamente a la par que lo hundimos o metemos hacia dentro. El pecho debe permanecer quieto durante el movimiento respiratorio. Repetir varias veces hasta que veamos que llega la calma.

Pensar en positivo

Aprender a pensar en positivo puede ayudarnos. Si somos propensos a sufrir este problema es conveniente que tengamos interiorizados unos mensajes que podemos lanzarnos mentalmente para ayudarnos a afrontarlo. Es vital aceptar lo que nos está pasando y tratar de poner en marcha todos los recursos que podamos para salir adelante. Al pensar en positivo siempre vamos a sentirnos mejor.

0

No hay comentarios ¿Te animas?