Preguntas

¿Qué hay detrás de los productos 'light'? ¿Adelgazan o no?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 16 de mayo de 2019

3 minutos

Bajo en calorías o bajo en grasas, hay muchos productos con esta indicación, pero ¿hay que fiarse?

Qué hay detrás de los productos light
Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 16 de mayo de 2019

3 minutos

Lo light está de moda o los productos bajos en calorías. Pero, ¿qué hay detrás de estos alimentos? ¿Es cierto lo que propugnan o hay más una campaña de marketing para atraer a los consumidores? Respondiendo a parte de estas preguntas, el mensaje de la Organización de Consumidores y Usuarios es muy claro. No todos los alimentos catalogados de “ligeros” tienen pocas calorías, ni por consumirlos podemos aumentar la ingesta de otros productos. Además, los nutricionistas afirman también de forma tajante que ningún alimento ayuda a adelgazar.

No hay evidencias

No hay suficiente evidencia científica para afirmar que los productos light ayuden a reducir peso. En concreto, no se ha de demostrado que los alimentos bajos en grasa aporten este beneficio, en cambio los alimentos con edulcorantes bajos en calorías sí podrían ser positivos para disminuir de peso, explican desde la Universistat Pompeu Fabra de Barcelona.

Para que un producto sea considerado light debe haber reducido el contenido de uno o varios de sus nutrientes en un 30% con respecto a su equivalente normal.  Si es bajo en calorías, no puede presentar más de 40 kcal/100 g, si es un sólido, o de 20 kcal/100 ml, si es un líquido. Y los que se venden “sin calorías” han de tener menos de 4 kcal/100 ml.

Así pues estos alimentos siguen aportando calorías, algunos en menor medida y otros no tanto. Es más, si abusamos de ellos podemos incluso provocar carencias de nutrientes en nuestra dieta, por lo que al final en lugar de beneficiar nuestra salud, la estamos perjudicando.

Por ello, es importante cotejar el alimento light con su versión normal, para ver hasta qué punto nos interesa o no la más ligera, y si realmente nos va a proporcionar algún tipo de ventaja.

Comparativas

La OCU realizó una comparativa y por ejemplo comprobó que en general los aperitivos light tienen entre 30 ó 36 kilocalorías menos que uno común, es decir, lo que equivaldría a unos ocho minutos de caminata.

Los refrescos sí que poseen menos calorías que los normales cuando se catalogan de esta manera, ya que sustituyen el azúcar por edulcorantes.

En los lácteos, nos encontramos que un vaso de leche entera ronda las 130 kilocalorías, mientras que uno de desnatada, tiene 70.

En otros, la reducción varía pero suele ser muy pequeña en cuanto a sus alternativas normales. Por ello, los expertos insisten que miremos bien el etiquetado y que no pensemos que por el hecho de tomar artículos light podemos comer más porque al final acabaremos ingiriendo más calorías.