Preguntas

Síndrome del túnel carpiano: ¿cómo afecta una de las lesiones más comunes en mayores?

Marco Herrera

Foto: BigStock

Lunes 20 de enero de 2020

3 minutos

El movimiento repetido de la muñeca contribuye a la hinchazón y la compresión del nervio mediano

Síndrome del túnel carpiano: ¿cómo afecta una de las lesiones más comunes en mayores?

El síndrome del túnel carpiano es la presión excesiva del nervio mediano a su paso por la mano, el cual se encuentra en uno de los lados de la palma y proporciona sensibilidad al pulgar, el dedo índice, el dedo corazón y parte del dedo anular. También otorga el impulso al músculo que va al dedo pulgar, por lo que el síndrome puede ocurrir en una o ambas manos. La hinchazón dentro de la muñeca puede causar esta patología y provocar en el paciente entumecimiento, debilidad y hormigueo en el costado de la mano, cerca del pulgar, entre otros síntomas.

Causas

Como acabamos de ver, el dolor se debe al exceso de presión en la zona, lo que causa inflamación. En este sentido, la causa más común suelen ser otras afecciones médicas subyacentes que lo provoquen y que, a veces, obstruyen el flujo sanguíneo. Algunas de las enfermedades más frecuentes relacionadas con el túnel carpiano son la diabetes, la disfunción tiroidea, la retención de líquidos por el embarazo o la menopausia, la alta presión sanguínea, los trastornos autoinmunes, como la artritis reumatoide y las fracturas; o traumatismos en la muñeca.

Este síndrome puede empeorar si la muñeca se sobreextiende frecuentemente. Es decir, el movimiento repetitivo de esta parte del cuerpo contribuye a la hinchazón y la compresión del nervio mediano. Algo que ocurre, por ejemplo, debido a la postura continuada de las muñecas mientras se usa el teclado o el ratón del ordenador, la exposición prolongada a vibraciones por el uso de herramientas manuales o eléctricas, u otras actividades como tocar el piano o escribir.

Esguinces en la mano

Riesgos

Las mujeres tienen tres veces más probabilidades de sufrir este síndrome que los hombres. Según la Red de Universidades Valencianas para el fomento de la Investigación y el Desarrollo (RUVID), se diagnostica con mayor frecuencia entre las edades de 30 y 60 años. Ciertas afecciones aumentan el riesgo de desarrollarlo, como la diabetes, la presión arterial alta y la artritis.

El estilo de vida que siga el paciente también puede aumentar las probabilidades. Aquí se incluyen el tabaco, la ingesta alta de sal, el sedentarismo o la obesidad. Los trabajos que implican movimientos repetitivos de la muñeca, como la fabricación manual, las líneas de montaje, trabajos de oficina donde se utilice constantemente el ordenado o el ámbito de la construcción, también están muy vinculados a este síndrome.

Síntomas

Los síntomas generalmente se suceden a lo largo de la ruta nerviosa debido a la compresión del nervio, lo que lleva a que la mano pueda "quedarse dormida" con frecuencia, dejando caer objetos. Otros síntomas son el entumecimiento de la zona, sensación de hormigueo, dolor en el pulgar y los primeros tres dedos de la mano, ardor que recorre el brazo, dolor de muñeca durante la noche, que interfiere con el sueño; y debilidad en los músculos de la mano.

¿Qué debemos hacer cuando sufrimos un esguince en algún ligamento de la mano?

Cómo se diagnostica

Los médicos pueden diagnosticar el síndrome del túnel carpiano usando una combinación del historial del paciente, un examen físico y estudios de conducción nerviosa. Un examen físico incluye una evaluación detallada de la mano, la muñeca, el hombro y el cuello para verificar cualquier otra causa de esa presión nerviosa. El médico examinará las muñecas en busca de signos de sensibilidad, inflamación y cualquier deformidad, y comprobará el estado de los dedos y la fuerza de los músculos de la mano.

Los estudios de conducción nerviosa son pruebas de diagnóstico que pueden medir la velocidad de conducción de los impulsos nerviosos. Si este es más lento de lo normal cuando el nervio pasa por la mano, es posible que se padezca este síndrome.

Cómo tratarlo

El tratamiento depende de la gravedad del dolor y los síntomas y de si hay debilidad, según la Universidad Rey Juan Carlos, las recomendaciones suelen ir enfocadas en tratar de controlar el dolor sin cirugía, si es posible. Esas opciones no quirúrgicas incluyen evitar posiciones que extiendan demasiado la muñeca, férulas que sostienen la mano en una posición neutral, especialmente por la noche; analgésicos leves y medicamentos para reducir la inflamación, tratamiento de cualquier afección subyacente que se pueda tener, como diabetes o artritis; e inyecciones de esteroides en el área del túnel carpiano para reducir la inflamación.

La cirugía puede ser necesaria si hay un daño severo en el nervio mediano. Esta consiste en cortar la banda de tejido que cruza la muñeca para disminuir la presión sobre el nervio. Y los factores que determinan el éxito o el fracaso de la intervención son la edad del paciente, la duración de los síntomas, la diabetes mellitus y si hay debilidad, que generalmente es un signo tardío, obteniendo un resultado que suele ser favorable.

0

No hay comentarios ¿Te animas?