Salud

Síndrome de las piernas inquietas, ¿qué es?

65ymás

Viernes 28 de agosto de 2020

2 minutos

Se trata de una enfermedad muy desconocida entre la población

piernas inquietas
65ymás

Viernes 28 de agosto de 2020

2 minutos

Notar un hormigueo, picor, desazón, inquietud, presión o tensión interna en las piernas, sobre todo de rodilla hacia abajo, junto con la obligación de moverlas irremediablemente. Estos son los síntomas que notas las personas que padecen el síndrome de las piernas inquietas.

Se trata de una enfermedad muy desconocida entre la población, por lo que suele generar incomprensión y en ocasiones no está bien tratada, por lo que los síntomas no se controlan de la mejor manera. Este síndrome tiene una base genética por la cual se dificulta el transporte del hierro al sistema nervioso central (cerebro y médula espinal). Cuando esto ocurre, se alteran algunos aspectos funcionales de ciertos neurotransmisores, como la dopamina, lo que desencadena los síntomas mencionados.

Unas molestias que cuando aparecen empujan al paciente a levantarse y andar para intentar aliviarlo, sin aviso previo por lo que puede darse durante el trabajo o incluso durmiendo.

El síndrome de piernas inquietas afecta al 10% de la población y dentro de este grupo un 3% lo sufre de forma intensa. Es entre los 27 y 40 años cuando comienzan a darse la mayoría de los casos, duplicando el número de casos las mujeres a los de hombres.

Una norma generalizada la encontramos en que los síntomas pueden aparecer a las 7 de la tarde, mientras se está sentado, y puede alargarse hasta bien entrada la madrugada. Esta duración es la que perjudica la calidad del sueño del paciente, sobre todo cuando el nivel de la enfermedad es moderada o severa. Y es que las sensaciones desagradables en las piernas y las habituales sacudidas involuntarias y periódicas de las piernas despiertan al enfermo.

Este insomnio no solamente afecta al paciente durante la noche, sino que se traduce en una fatiga diurna, aumentando el riesgo de enfermedades asociadas a este problema como la obesidad, la hipertensión, la diabetes o los problemas cardiovasculares.

Cuando los síntomas son leves, hay algunas recomendaciones para paliar estos síntomas:

  1. Una buena higiene del sueño
  2. ejercicio de piernas moderado a media tarde..
  3. Evitar el alcohol y la cafeína
  4. Controlar el metabolismo del hierro y los niveles de vitamina D, vitamina B12 y ácido fólico
  5. Masajes y baños de piernas 

Cuando las medidas anteriores no son suficientes existen medicamentos para controlar el síndrome de piernas inquietas. En este caso incluiríamos los moduladores de los receptores de la dopamina, y los agonistas alfa 2 delta.

El Síndrome de las piernas inquietas es una enfermedad que puede comenzar de manera sigilosa, pero que si en nuestro caso ya sabemos qué es, o incluso contamos con familiares que la han padecido, debemos ponernos en manos de los especialistas para intentar reducir al máximo su alcance.

Escribe tu comentario aquí 2
2
ana jimenez velilla Hace 2 meses
Buenas tardes. Mi nombre es Ana Jiménez. Soy la presidenta de AESPI (Asociación Española de Síndrome de Piernas Inquietas). Quería darles las gracias por su artículo mencionando una enfermedad tan infravalorada y que tanto afecta a nuestra calidad de vida a quienes la padecemos. Desde AESPI tratamos de dar apoyo e informar a todo aquel que lo necesite a través de nuestra web www.aespi.net y los teléfonos que en ella aparecen. Quedo a su disposición para cualquier aclaración. Un saludo
ana jimenez velilla Hace 2 meses
Buenos días. Mi nombre es Ana Jiménez. Soy la presidenta de AESPI (Asociación Española de Síndrome de Piernas Inquietas). Quería darles las gracias por su artículo mencionando esta enfermedad tan infravalorada y que tanto afecta a nuestra calidad de vida. Desde AESPI tratamos de dar apoyo e informar a todo aquel que lo necesite a través de nuestra web www.aespi.net o los teléfonos de contacto que aparecen en ella. Muchas gracias y un saludo